25 feb. 2019

Reflexión Cinéfila: Nuevos juguetes de la Guerra Fría


Fotograma de Chungking Express (1994)
"En ocasiones me acorrala con detalles y datos y fotos, todo dentro de la oficina, pero a veces prefiere que salgamos del edificio para hacerme entrevistas afuera, en el metro, sentados uno al lado del otro mientras el vagón avanza. Las rutas que toma son siempre distintas, inesperadas, y me he dado cuenta de que prefiere los trayectos que incluyan secciones áreas, puentes, momentos de luz, paisajes por la ventana.
Recordar en movimiento. Hay algo lírico en esa pretensión, no sé, algo cinematográfico."
                                                       Nuevos juguetes de la Guerra Fría. Juan Manuel Robles 

16 ene. 2019

Tales from the Script: cuentos de guionistas



"Lo más importante es tener un buen guión. Los cineastas no son alquimistas. No se pueden convertir los excrementos de gallina en chocolate”.
                                                                                                            Billy Wilder
El escritor y cineasta Peter Hanson entregó en 2009 un documental que ponía la figura del guionista hollywoodense, no sólo a debatir sobre su oficio sino lo que se escode detrás de la escritura cinematográfica. Hanson, reconocido por varios libros entorno al cine y por sus documentales de la misma temática, crea un trabajo sencillo en su estructura pero no por eso carente de calidad, donde además de los entrevistados, escoge una serie de secuencias de películas, donde los guionistas fueron protagonistas. Se debe reconocer la labor de Hanson al escoger a los entrevistados que van desde ganadores del Oscar hasta escritores de serie B y video doméstico, dando cada uno, más que una certera opinión, una diversidad de postulados acerca de cómo escribir un guión. Hanson, además de lo anterior, es docente y creador del blog: every70smovie, tal vez uno de los más efectivos sobre cine. 



El guión o estructura de este trabajo parte del libro homónimo escrito por Hanson, donde varios guionistas, hablan sobre ser cómo escribir para Hollywood, su rechazos, éxitos, miedos, a través de divertidas anécdotas, frases memorables y un par de insultos que van a quedar registrados en pantalla. 

Delimitado por capítulos, en los que Shane Black (Kiss, Kiss, Bang Bang!), o John Carpenter (Halloween) o Jane Andersson, tratan de identificar sobre cómo funciona un guión, cuál es la verdadera labor de un guionista, es posible ser un guionista y demás ideas, en las que sí bien tener éxito es una probabilidad, el fracaso es más evidente, como lo señala uno de los guionistas habituales de Spielberg, cuando hace una lista sobre los guiones publicados, realizados y archivados. 

Uno de esos documentales sobre cine, que además de su correcta factura y estructura, no aportan demasiado a la forma cinematográfica pero aún así, como dispositivo educativo o de conocimiento,funciona, y resalta a través de voces expertas, tanto en el éxito, fracaso o la funcionalidad, como también lo analizan guionistas de bajo presupuesto, quienes tomaron otro rumbo o simple y sencillamente lo que tuvieron una única oportunidad, y la aprovecharon.


Trabajo que debe ser visto para conocer la labor de un guionista - eso sí, el Hollywoodense-, los esfueroz y sacrificios que se deben tener; eso sí, si esperan consejos, el que mejor lo resumen es William Goldman con un certero: "If you wanna write movies, you can't stop when you get pissed on and rejected." (1)



Montaje Paralelo: The rules of film noir (2009) - documental de cine - guionistas




       
  
(1) https://www.imdb.com/title/tt1045642/quotes/?tab=qt&ref_=tt_trv_qu

14 ene. 2019

Room 237: Póster alternos para una visión alterna de The Shining

                                                                                                                                Diseño por Aled Lewis





Diseño Thom Walled




Corte a: The Short & Curlies



Primer cortometraje para la televisión británica por parte del cineasta Mike Leigh, que si bien no representa el primero de su carrera, si es uno de lo más representativos en su faceta televisiva, ya que este fue nominado a los BAFTA a mejor cortometraje. Del cine de de este inglés ya conocíamos un par de largometrajes, el cual siempre ha tenido a la conciencia social, el inteligente humor y la case media, parte esencial de su puesta en escena naturalista.

Con un guión donde el humor se traslada al amor, Leigh, no se despega de su postulados, de crítica social, que en este caso está trabajada a partir de pequeñas viñetas donde los chistes, el exceso de palabras y la desconexión, hacen parte de una pareja que entre "chiste y chanza" se enamoran, y la peluquera de barrio, entre cortes y rizos, se va desligando de su propia familia.


Zoom in: Nominado a los BAFTA 



Shinboru: Ni idea en "japonés -mexicano"



                                  "El universo no es sino un vasto símbolo de Dios."
                                                                                           Robert Carlyle

Los comediantes televisivos que terminan incursionando en el cine, tanto como actores o directores, llevan a la pantalla grande sus personajes o caracteres como parte de su repertorio humorístico, como lo vemos con los comediantes de Saturday Night Live, algunos del Stand Up, entre otros, sin embargo, los comediantes japoneses, han tenido la particularidad o capacidad de llevar más allá dichas figuras, y convertirlas en verdaderos iconos del cine o por lo menos en propuestas mucho más atrevidas, experimentales o arriesgadas, como sucedió con Takeshi "Beat" Kitano, y su prolífica y estimulante obra, como en este caso con Hitoshi Matsumoto, que  en Japón es considerado uno de los más populares presentadores y comediantes del país del sol naciente. Escribir sobre Matsumoto, es hacerlo sobre un actor que debutó en 1982 en el duo cómico Downtown, estilo muy propio de la comedia japonesa o Manzai (Bryce y Katayama 2009) que además de la fama, le dio un giro a la comedia japonesa y de cierta forma, la base de lo que será su cine, donde la extravagancia, los referentes culturales pop de su país y el humor absurdo pero distante (1) son esenciales. 

Matsumoto, que perfectamente tiene cabida en el novísimo cine japonés (Lardin y Sánchez, 2003), término que más que definir un estilo o forma, reúne a una serie de cineastas (Tsukamoto, Takeshi y otros) que desde el año 2000 y una trayectoria multidisiciplinar, ponen en escena temas prolíficos, extravagantes y libres, que tienen al cyberpunk, lo distópico,  grotesco e híbrido, todo un caldo de cultivo de ideas, formas y estilo, que se van a ver reflejadas en Shinboru o Símbolo, segunda película de Matsumoto y de una trilogía llamada Esencial - más con fines comerciales que temáticos, pero trilogía al fin y al cabo-.    



El guión escrito por el mismo Matsumoto y Mitsuyoshi Takasu, se puede reducir a un hombre japonés que se despierta en una habitación blanca y absolutamente cerrada, de las que emergen unas pequeñas protuberancia fálicas, que al ser tocadas, generar algún tipo de herramienta inútil para éste; por otro lado, en México, un luchador de lucha libre llamado Escargot Man, se prepara para su lucha más importante; y aquí surge la pregunta, cuál es la relación entre estos dos sucesos, culturas y kilómetros  tan distantes.

Matsumoto juega a la comedia del absurdo, en un indescifrable entramado, que es fácil de visualizar por el lenguaje común del humor, el físico, casi como un slapstick en versión anime; lleno de referentes culturales pop, que se aúnan de una forma o de otra, tanto en la narración, montaje y forma, es decir, los guionistas conforman su propio cosmos/universo donde tiene cabida no sólo esta historia sino esta especie de "multiverso" donde un individuo común puede controlar el destino de otros, las articulaciones de un luchador y hasta al mismo "miembro" de dios. La película separada en tres capítulos, es indirectamente una reflexión sobre la capacidad de evolucionar, pero todo en un tono fantástico, imaginario y naif, como llega a ser la misma lucha libre y el anime.  


El trabajo fotográfico de Tasuyuki Toyama,  pasa del artificio al naturalismo de una forma elocuente, del espacio cerrado y blanquecino, a las tierras polvorientas de un pueblo mexicano, pero todo muy bien conjugado tanto en forma como en estilo; Toyama juega bastante bien con los contrastes, y aprovecha el espacio cerrado como el abierto; eso si, hay que reconocer, que el trabajo de color y esa cercanía con el mundo del cómic, le dan más fuerza a la parte visual de la obra; en esa libertad, es donde el cinematógrafo japonés sale victorioso, como en cualquier "frame" de anime.    

El trabajo de montaje es punto a destacar, no sólo por la unificación de las historias sino por el manejo técnico en exteriores. También cabe destacar los efectos especiales, tanto los que emulan las "viñetas" manga, como los relacionados a la secuencia de Escargot Man, y su "cabeza golpeadora" - hilarante secuencia- , como al climax de la misma, donde Matsumoto, juega con el videoarte y la experimentación total. 


Aunque son varios actores, es Matsumoto, quien se lleva todo el peso actoral, tanto por experiencia como por su propia figuración, es decir, un monólogo de frase cortas, humor corporal y acciones absurdas, hacen del japonés el personaje principal de esta obra. 

Un trabajo tan excesivo como hilarante y desproporcionado a pesar de la sencillez de su argumento, uno de esos largometrajes, en los que nada tiene sentido, pero aún así, en su lógica, funciona, y que vale la pena ver para conocer el trabajo de Matsumoto, otro de esos directores nipones, sin reglas pero con mucho talento, así sea sólo para confundir.

Zoom in:   Nominada a mejor actor y efectos especiales en el Asian Film Awards.

Montaje Paralelo: Nothing (2004) 




(1) https://www.lacasaencendida.es/audiovisuales/r100-hitoshi-matsumoto-3833
Bryce, Mio & Katayama, Hanae. (2009). Performativity of Japanese Laughter. The International Journal of the Humanities: Annual Review. 7. 10.18848/1447-9508/CGP/v06i09/42538.
LARDIN, R. y SÁNCHEZ-NAVARRO, J. (ed.) El principio del fin. Tendencias y efectivos del novísimo cine japonés. (Barcelona: Ediciones Paidós, 2003).