27 dic. 2017

Bicinema: Vive le Tour


                       "La primera semana te sientes bien, en la segunda pierdes fuerzas.
                        En la tercera semana, estás jodido"
                                                                                   Per Pedersen sobre el Tour de Francia

Bicinema es la nueva sección en este blog, que deriva de mis dos pasiones, el cine y la bicicleta, donde se reseñarán obras audiovisuales de relevancia tanto para el Séptimo Arte como para el deporte del "caballito de acero"; aunque la idea inicial es analizar una obra mensual, todo dependerá del tiempo y espacio para hacerlo constantemente; en este caso iniciamos con un documental corto del reconocido director francés Louis Malle, uno donde el Tour de Francia, con sus triunfos, caídas y sacrificio son protagonistas.

De Louis Malle, podemos escribir bastante, tanto de sus obras maestras en Francia, como de su periodo en los Estados Unidos, documentales, colaboración con Jacques Costeau, polémicas, como de sus premios, pero en este caso, nos vamos a concentrar en el pequeño documental llamado Vive Le Tour, obra de los años 60, con tintes a crónica pero con la autoría de un director que iba en total ascenso en ese momento.


Con guión o estructurado por el mismo director, Vive le Tour, es una crónica de la carrera de ciclismo más importante El Tour de Francia, enfocándose en las dificultades de estos deportistas, el humor que hay detrás de las hazañas, la tragedia del doping  y el "absurdo" que puede llegar a ser esta carrera, un documental, que sin profundizar demasiado logra enfatizar en esas cualidades, "misterios", rarezas y en cierta forma ese ideal de la bicicleta como la vida, que se le atribuye a Einstein.

El gran trabajo de cámara y de montaje, junto a la música se aúnan perfectamente a la voz de Jean Bobet, ciclista y autor de libros sobre el mismo deporte. De este punto cabe destacar las tomas que se hacen de los gregarios, buscando sus propios víveres: cerveza, vino u otras bebidas, así como pan y embutidos, como la secuencia del ciclista "dopado", entre muchas otras, en las que, la pericia del camarógrafo o destreza del montajista, crean certeros relatos de sacrifico, gozo o fracaso. Con un tono, que va en constante ascenso, como el Tour, se va pasando del humor y la fiesta, al pundonor de cada uno de estos hombres, que en sus rostros, llevan el peso de cientos de kilómetros, pedaleadas y agotamiento. 


Un bello documental, no sólo por la forma sino por ese tono romántico, nostálgico que se va generando a medida que pasan los pocos minutos que dura éste; el trabajo de Malle, en la dirección no sólo es efectiva por lo que se muestra sino en la forma que lo hace, donde el humor, la tragedia, el absurdo y lo épico del final, marcan lo que es el ciclismo, y sobre todo al Tour de Francia. Un trabajo realmente recomendable, que se puede visualizar por Youtube, o en la colección de Criterion Collection sobre este director.

Zoom in: Ganador del Dok Leipzig, uno de los festivales más antiguos de documental en el mundo.

Montaje Paralelo: Ciclismo

Ver (youtube): Vive le tour (1962)

No hay comentarios:

Publicar un comentario