7 jun. 2017

Música para una escena cinematográfica (Schonberg)




´´En 1929 Schöenberg recibió un encargo para escribir música para un film. El compositor (que nunca hubiera aceptado tener que trabajar de manera subordinada a un productor o director) decidió entonces trabajar en soledad con tres conceptos: Peligro amenazante, Miedo y Catástrofe. Como resultado de esta experiencia la obra podría ser atribuida a lo que catalogaríamos como música programática, pero no es música que llegue a describir situaciones concretas o ni siquiera gente. Tampoco han de aparecer los tan cineásticamente útiles leiv.motivs. Resulta que no hay una relación demasiado férrea entre las tres secciones y su significado literal, lo que nos sugiere la idea de que la intención de Schöenberg fue precisamente que las relaciones entre efectos sonoros y una acción concreta sea de libre interpretación, con lo cual se establece la idea de Música para película imaginaria. Como en sus Variaciones para Orquesta Schöenberg no comienza esta obra con una presentación lineal de los doce tonos, sino con un corto pasaje introductorio. Los siguientes episodios o momentos de la obra (introducción, tema a base de los doce tonos, forma de canción, ostinato rítmico, cuatro episodios contrastantes, subdivisión en tétradas, climax, cita del comienzo de la obra) sólo se relacionan parcialmente entre sí a través de precisos elementos conectivos. Schöenberg crea el climax de su op.34 desde la confrontación de una sucesiva secuencia de pequeños episodios que a menudo entran en conflicto´´ (1)


(1) http://lasbandassonoras.blogspot.com.co/2013/03/arnold-schoenberg-y-su-op-34-musica-de.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario