12 jun. 2017

Todo comenzó por el fin: Espejo de una generación audiovisual


                              "El cine era nuestro refugio en un mundo hostil y gris." (1)

Autoretrato audiovisual por parte de Luis Ospina, que no sólo muestra el episodio de su enfermedad sino que se termina convirtiendo en una excusa para hablar sobe el Grupo de Cali, Caliwood, Andrés Caicedo, las drogas, Carlos Mayolo y ese amor por el cine que siempre estuvo presente en estos personajes. Ospina, director, guionista, productor y montajista, no sólo encabezó ese cambio o pequeña revolución en el cine nacional de la década de los setenta sino que su obra junto a Mayolo, está considerada como una de las más importantes y prolíficas tanto en el argumental, documental, televisión, cortometraje y hasta experimental; con sus incursiones periodísticas en Ojo al cine revista de cine cofundada con Caicedo, Mayolo y Ramiro Arbelaez, y funciones como jurado en diversos festivales , además de un par de libros y sus labores como docente, Ospina, sin ser el último de su generación, si es posiblemente, el mas reconocido de la misma.

El documental con Ospina como protagonista, va a trasladarnos al Cali de los setentas y ochentas, a una clínica Bogotana, a los sets de televisión de los noventas y a un apartamento en en centro de la ciudad capital, para ir recordando, observando y sobre todo indagando sobre ese "corpus" cinematográfico y cultural en el que Ospina fue uno de los más entusiastas y cercanos.


Con diversos formatos, material de archivo y recopilación de los mismos, el director crea un verdadero homenaje a sus amigos, su tierra y cinefilia, obviamente termina haciendo referencia a su trabajo, sus obras, gustos y emulando en cierta medida a personajes que admira como lo puede ser José Luis Guerin o Kinski, o Mayolo entre otros que finalmente le dan cuerpo a este documental.

Diversas voces, entrevistas, voz en off, narraciones van macando la estructura de este trabajo que juega bastante bien con la construcción cinematográfico, casi como un apéndice de la vida, como parece ser el caso de Ospina con este trabajo, uno que funciona como memoria, como reflexión  y a la vez como espejo de este director.

   
Aunque no sea un seguidor del trabajo de Ospina o del grupo de Cali, este es uno de los documentales que más me han gustado, no sólo por estilo y forma sino por conocer o asumir mejor el trabajo de estos directores, igualmente por el gran trabajo de montaje y recopilación de Ospina, y porque juega bastante bien con el concepto de "espejo" cinematográfico o "Esfero" audiovisual, es decir un cine ensayo, que se disfraza bastante bien de documental  o un documental que ensaya sobre su forma, con ese atípico  humor de Ospina y su facilidad para "encarretar" a los espectadores; un trabajo realmente interesante y recomendable de ver para conocer el cine del país a partir de la década del setenta y también para establecer la figura de Ospina.

Zoom in:   Ganadora en categorías de su financiación y del Público en Cartagena, y participación en diversos festivales.

Montaje Paralelo: Color, perro que huye (2011) - Autobiografia 





(1) Tomado de: http://www.elpais.com.co/entretenimiento/cultura/los-que-no-fuimos-capaces-de-suicidarnos-decidimos-matarnos-a-largo-plazo-luis-ospina.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario