13 ene. 2014

Toma el dinero y corre: la primera de Allen


“Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas” 
                                                                                         Woody Allen

Woody Allen, es un director que siempre tiene cabida en este blog, no sólo reseñado por algunas de sus películas sino libros que hacen referencia a su trabajo y vida personal. Allen nacido como Allan Stewart Konigsberg, es posiblemente uno de los más famosos y reconocidos directores del cine mundial, en el cual vemos reflejados sus pensamientos, miedos y un inconfundible humor que ha ido perfeccionado con los años, y entregándonos casi que anualmente una muestra de su talento tanto en la escritura como en la dirección. 

Aunque es de todos conocidos, que en sus inicios fue un humorista de gran prestigio, que con el paso de los años imprimió su humor en textos, columnas y espectáculos individuales, es a partir de  los años 60, con ayuda de sus agentes y de su punzante humor, que Allen se acerca al mundo del cine, con la reinterpretación de una película asiática, en la cual Allen (re) escribió el guión y actúo, y se le adjudica esta cinta, pero realmente es con Toma el dinero y Corre, que Allen ingresa en la filas de los directores de cine, y con esta película realizada a finales de los 60, su nombre empieza a sonar tanto en la dirección, escritura y actuación.


Toma el dinero y corre, como mencionábamos anteriormente, es la primera película de Allen, y aunque alejada de los elementos que lo harían famoso, ésta, ya vislumbra la personalidad y humor del director nacido en Brooklyn.    

Con un humor absurdo y exagerado, que toma prestado del slapstick americano, Allen, escribe un guión que no sólo se acerca a los sketchs humorísticos sino a ese particular juego cinematográfico como lo es el falso documental, donde nos encontramos con un narrador en off, que nos cuenta la vida e inútil obra de Virgil Starkwell, interpretado por el propio Allen. 

Los diversos gags, en los que vemos como se va desarrollando el personaje de Allen, marcan no sólo una línea del humor de éste sino de muchas de las neuróticas, estrafalarias concepciones de este director que ve en los agentes de seguros, el amor, música (os) y a los perdedores, elementos que predominan en su mundo cinematográfico.


Este seudodocumental, como lo describe el propio Allen nos muestra la andanzas criminales del ya mencionado Starkwell, su infancia, sus anteojos que serán destruidos en varias secuencias, sus inicios con la música, sus fallidos robos, su errática vida criminal, y principalmente su amor por Louise (interpretada por la bella Janet Margolis), quien no sólo será la compañera sentimental de Virgil sino el motor para conseguir una mejor vida...obviamente a través del robo, la cárcel, los escapes y un sinnúmero de intentos (erráticos en su mayoría) de ser famoso y darle la gran vida a su mujer e hijo (que extrañamente no aparece sino en una escena).


Aunque es difícil considerarla una gran película ya que sus errores técnicos son notables al igual que su ritmo y por que no decirlo, tanto la actuación de Allen como de Margolis, no son precisamente las ideales, pero más allá de eso, es una película que demuestra las cualidades de Allen en la escritura, con sus mordaces diálogos, contundentes frases e ingenioso humor, que en definitiva cubren los errores del novato director.

Algunas secuencias son realmente hilarantes, alejadas de lo cinematográfico o por lo menos mucho más cercanas al absurdo de lo escrito (literario) o de la comedia de escenario, pero guardando esos elementos propios del director newyorkino, en donde no sólo se autorefleja sino que muestra algo de la idiosincrasia de su propia herencia, costumbres y de lo que lo sucedía en esos años.



En colaboración con Mickey Rose, Allen escribe esta película fotografiada por Lester Shorr- cinematógrafo que estuvo mucho más relacionado con la televisión-; además de la colaboración de uno de los más importantes músicos y compositores estadounidenses (el fallecido) Marvin Hamlisch, ganador de múltiples premios, y un músico que participó en varias películas pasando por el humor de Allen, el drama de Streissand y las aventuras de James Bond.

Un trabajo recomendable para quienes conocen la filmografía de Allen, pero que fácilmente hace reír a cualquier espectador con su humor exagerado, que bebe directamente de los grandes comediantes como Chaplin o Buster Keaton, con las obvias paranoias, rarezas y neuróticas huellas del director de origen judío. 


Zoom in: En un principio Allen pensó en Jerry Lewis como director de esta película 
Cabe destacar también que Allen grabó un final alternativo en el que moría de un tiro. Pero el montador, Ralph Rosenblum, lo cambió por el final que podemos ver en la película. (Wikipedia)


5 comentarios:

  1. Woody Allen me encanta, es uno de quien más dvds tengo, ésta aun no la veo pero lo haré, se oye bien aun con esos errores que mencionas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si es bastante divertida, y vale la pena verla, finalmente es la primera de Allen, y algunas secuencias son realmente hilarantes en su absurdo. un saludo

    ResponderEliminar
  3. El inicio de un hito, tiene mayores y menores, pero hasta en las menores te ríes. Genio.

    ResponderEliminar
  4. OFFTOPIC: Acabo de descubrir tu blog y veo que tenemos intereses similares, principalmente el cine, y que además somos relativamente "pequeños".

    Es por ello que ante la inmensidad que es internet y sus dificultades, creo que al menos entre nosotros debemos darnos la oportunidad de conocernos, leernos, y luego ya que cada uno decida a quien le interesa seguir y a quien no.

    Es por esto, y porque escribes de algo que me interesa obviamente, que me hago seguidor vía mail y blogger, no he sido capaz de encontrar Facebook o twitter. El caso es que intentaré leer los contenidos para ver si me enganchan, eso ya depende de ti.

    Si estas de acuerdo con lo que digo y te apetece darme la oportunidad de engancharte a mis contenidos, en mi propio blog, www.detenteencine.blogspot.com.es, puedes hacerte tanto seguidor Blogger, Facebook o Twitter.

    Un saludo.

    PD: No he encontrado manera de hacerte llegar el mensaje de manera privada, elíminalo una vez leído si lo consideras.

    ResponderEliminar
  5. Bienvenido al blog, y un saludo desde Colombia.

    ResponderEliminar