13 oct. 2013

12 Festival de Cine Francés: Principes y Princesas


                                                 " La imaginación es el ojo del alma."
                                                                                Joseph Joubert

La tercera película que tuvimos la oportunidad de ver del 12 festival de cine francés en este blog, fue otra de las historias del cineasta Michel Ocelot;- ya que desafortunadamente las boletas para Amor Índigo de Michel Gondry, se habían agotado para el fin de semana-, sin embargo, a final de cuentas y como es habitual la Cinemateca Distrita nos recibió con las puertas abiertas para ver una tercera sesión del festival galo, en este caso Príncipes y Princesas como citábamos anteriormente del cineasta francés Michel Ocelot y una segunda función con Pepe Le Moko, de la cual escribiremos en la siguiente entrada.

Principes y Princesas, es la recopilación que Michel Ocelot hizo en el año 2000, de seis de los ocho episodios que el francés había producido para la televisión, y los convierte en esta película donde la imaginación, la magia y las sombras chinescas son las protagonistas.

Como ya habíamos visto en Cuentos de la Noche, la composición y estructura son las mismas, los tres personajes que protagonizan las historias, los coloridos fondos y las siluetas emulando el trabajo de Lotte Reiniger, y obviamente sus mensajes llenos de tolerancia e igualdad escondidos en estas fábulas infantiles.


En setenta minutos Ocelot, pone en escena seis cuentos de diversas partes del mundo y hasta de tiempos futuros como en la Reina Cruel; cada una de estas fábulas tiene una tonalidad diferente y Ocelot sabe jugar perfectamente no sólo con las siluetas sino con los mismos trazos y texturas de los fondos del cuento japonés La manta de la dama de la Villa - en donde asume perfectamente el arte Sumi-e- o con El joven de los Higos, donde imita perfectamente las piezas gráficas del antiguo Egipto.

Aunque técnicamente es un poco más limitada que Cuentos de la Noche, algunos de los cuentos son realmente hilarantes, y el nivel de entretenimiento es mucho mayor por su humor infantil pero con un mensaje que presupone mucho más de lo que se dice. 



Con las animaciones de Ocelot, uno sabe que va a encontrar un mundo de fantasia, magia y de entrañables personajes construidos en las más diversas formas y técnicas, principalmente uno va a encontrar una narrativa que no sólo nos acerca el amor por el cine de este animador francés sino su gusto por las artes, literatura y en gran medida el arte de contar, donde la sencillez de sus historias recogen una sutil crítica a las sociedad modernas y la individualización contemporánea del hombre.


Montaje Paralelo: Cuentos de la Noche (2011)



No hay comentarios:

Publicar un comentario