27 nov. 2012

Roma Ciudad Abierta: Crónica de la modernidad y la guerra





    “Pero los patriotas franceses, antes de hablar, preferían  morir”
   “lo único que hemos hecho es matar”.
   “...matar... matar... Hemos sembrado Europa de cadáveres...¡Esta guerra sólo   consigue aumentar el odio!¡El maldito odio!...El odio nos exterminará...sin  esperanza...”
“...Sin esperanza...”. 
                                                                                         Discurso del Mayor Nazi Hartmann




El Neorrealismo italiano nace como consecuencia de la Segunda Guerra mundial y principalmente el fascismo, que marcaban las tendencias cinematográficas y culturales de Italia. Sin embargo, tal movimiento se venía gestando en las juventudes cinéfilas italianas, y como sucede con las represiones y dictaduras, los jóvenes son los que van conformando ideales y posiciones estéticas/culturales, que se desliguen totalmente  de quien los ha reprimido.

Roma Ciudad Abierta, considerada para crítica y especialista, como la iniciadora del movimiento, es, además una de las mejores películas del director italiano Roberto Rosellini, quien colaboraba con la revista Cinema y era cercano a Vittorio Musollini (el hijo del Duce), pero su agudeza y conciencia cinematográfica, lo llevo a ver más allá de la tibieza y elucubradora "realidad" cinematográfica del régimen fascista; acercándose a una visión documental y entregándonos finalmente en 1945 esta obra cinematográfica, que no sólo varia en su postura estética y narrativa, sino que se consolida como integración de una idea, de una revolución a través de la poética de la imagen.

Rosellini se decanta, por los factores que harán notorios y revolucionarios al neorrealismo; la simplificación de recursos, el rodar en exteriores y el mínimo uso de luces, decorados y demás elementos que "embellecieran" la diégesis fílmica, más bien era la puesta en escena, la contundencia de la imagen y la narrativa misma, la que expresaba tal poesía, que se delimitaba por el encuadre. 



La concepción y realización de este largometraje, es cercano en tiempo e historias de la segunda guerra mundial, las cuales son tomadas de sucesos reales; la Roma, que refleja Rosellini, es la Roma que dejó devastada la guerra, y el director - y el movimiento- hicieron parte de sus posturas cinematográficas, tales situaciones. Situaciones, en las que se mostraba el lado más humano y colaborativo de la gente, gente real, reales actuaciones, actuaciones que sin dramatismos o exagerada expresividad, nos cuentan la fatídica historia de Manfredi, líder del Comite Nacional de Liberación, de Annie Marie, quien le ofrece refugio a éste y el Padre Pietro, el cura que ayuda y sirve espiritualmente a los partisanos, cada uno rodeado de otras personas, que viven un día a día ensombrecido por el nazismo, pero encontrando pequeñas luces, en sus hijos, el amor y el perdón.

Una mirada lúcida y pesimista sobre la humanidad; la guerra que terminaba dejaba secuelas en Europa y en el alma de los hombres, mujeres y niños, y todo ésto se convierte en material de Rosellini, que junto a Fellini y Sergio Amadei, empiezan a escribir un año antes de rodar el largometraje, largometraje que abrió camino a una forma de hacer cine, no sólo por la economía de sus recursos sino por darle una visión "modernista" al cine, un cine comprometido, laborado para darle a la historia un documento poético y certero de la brutalidad humana.

Con este seminario de cine y apreciación de éste, he encontrado un movimiento, un estilo de cine, al cual no había accedido por desinterés, sin embargo, en Roma Ciudad Abierta, no sólo encontré una excelente película, sino un movimiento de absoluta influencia en el cine latinoamericano, independiente y documental; además, ha sido una revelación absoluta el trabajo del director italiano y en términos generales del movimiento mismo; una obra maestra del cine mundial, que más que elementos icónicos, está marcada por un notable simbolismo cinematográfico, que en su simplificación, muestra capacidad de reinventarse y generar un compromiso a nivel intelectual, histórico, audiovisual y social más allá de la mirada.






La escena:




Zoom in:   En su lanzamiento, la película fue víctima de la censura. En Estados Unidos se la recortó, reduciendo su duración en un cuarto de hora. En Argentina fue inexplicablemente quitada de exhibición por una orden anónima del gobierno en 1947. En la Alemania Occidental fue prohibida desde 1951 hasta 1960.
Nominada a los Oscar (mejor Guión) y Gran premio del Festival de Cannes

Montaje Paralelo: El Ladrón de bicicletas - Neorrealismo italiano

Link (texto):  ROBERTO ROSELLINI: LA FICCIÓN DE LA EXPERIENCIA. LA TRILOGÍA DE LA GUERRA: TÉCNICAS DOCUMENTALES EN LA FICCIÓN (PABLO FERRANDO GARCÍA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario