12 feb. 2012

The Descendants





El director, Alexander Payne, tiene la capacidad de mostrar el lado más personal y débil de la humanidad: sus sentimientos; y a través de sus sobrios y sencillos relatos, vemos reflejada una satirización a la sociedad contemporánea norteamericana (aunque válida en cualquier sociedad contemporánea), a la familia, y sus lazos, decadencias, ficciones, secretos y problemáticas; a la humanidad como un ente de imperfección y defectos, y finalmente la capacidad de mostrar en sus personajes, protagonistas, no héroes, "alteregos"; al fracaso, como un referente de la humanidad misma.


Alexander Payne, es un maestro en convertir a sus protagonistas en verdaderos "héroes del patetismo", sin caer en radicalismos o decadencias, sino al mostrarlos absolutamente humanos: About Schmidth, Election y Sideways; y finalmente aceptando su condición en este mundo, en su familia, en su entorno; situación, que obviamente es lograda en The Descedants, un filme -casí perfecto- donde la brillante dirección de Payne, y la absoluta y necesaria actuación de Clooney, conforman este, posiblemente, mejor filme del año pasado; contándonos como Matt King (George Clooney) debe replantearse su vida, al verse enfrentado con el brutal accidente de su esposa, y lograr el control de su familia, y de la herencia familiar de los King, quienes poseen una de las extensiones de tierra más grande y bellas de Hawaii.


Más allá del argumento, que podría pasar inadvertido o como una película más; este filme de Payne, logra mostrar toda la capacidad humana, trágica o cómica,que reflexiona acerca de la vida, muerte, traición y familia, con su característico estilo y sobriedad al dirigir. Además, el papel de Clooney, es de lo más logrado, no sólo por a actuación misma del actor estadounidense, sino por desnudar ante pantalla toda las sensaciones humanas por medio del personaje de Matt King.


La combinación Payne - Clooney, encaja a la perfección, como lo fue con Paul Giamatti en Sideways o con el legendario Jak Nicholson en About Schmidht, y cada día se vislumbra mucho más en Payne, a uno de los grandes directores estadounidenses, que gracias a la sencillez de sus argumentos, pero logradas y manifiestas reflexiones existenciales y humanistas del director de origen griego, asume el papel, de uno de los más fieles representantes del cine contemporáneo mundial y norteamericano.


Zoom in: multinóminada en premios Oscar, Bafta, Globos de Oros y otras.
 Clooney, fue un potencial protagonista para Sideways (como el compañero de Giamatti), pero Payner, quería a un actor menos conocido.


Montaje Paralelo: About Scmidht (2002) 





No hay comentarios:

Publicar un comentario