7 ene. 2019

Corte a: Sklenená Oblaka


                                             
                                     "Los aviadores no mueren, sólo vuelan más alto"
                                                                                       Cpt. Pedro Andrade*

El nombre de Frantisek Vlacil, no sólo parece ser desconocido para este blog sino para una gran parte de la cinematografía mundial, sin embargo su obra como su nombre cada vez más empieza a ser descubierta y reconocida por la particularidad de su puesta en escena, donde lo poético y naturalista se conjugan con las cualidades de ese cine que nos brindó la desparecida Checoslovaquia.   The Cloud of Glass/ Sklenená Oblaka, fue el debut - en corto- de este cineasta, que igual ya había realizado varios cortometrajes y documentales, relacionados a la propaganda, educación y temas similares, en los que no sólo aprendió las técnicas, sino las complejidades de las condiciones de producción; con este trabajo, ademas de su sensibilidad demostró su capacidad y talento a la hora de lleva a escena un poema-visual producido por un Estudio Militar, que entre lo sublime y la propaganda propone un bello ejercicio de experimentación sobre el amor al manejar un avión (militar)

Cortometrajes hecho desde la visión de un niño obsesionado por el vuelo, donde la vida y la tragedia van de la mano, al igual que la unión de un abuelo, un padre y un niño herederos de la guerra y la poesía de ésta. Aunque considerada una obra experimental, su narrativa es clara y eficiente en su lirismo, que también se traslada a lo visual, donde la texturas, el ritmo y el agua marcan este poema a 24 cuadros por segundo.


Como anota su futuro director de fotografía: "Vlácil era un storyboarder obsesivo, que trabajaba constantemente composiciones dentro de composiciones a la manera de Eisenstein o Welles." (BFI, 2012), algo que veremos en este cortometraje donde los paneles de vidrio se convertirán en pinturas abstractas de lluvia y rocío, los detalles de la mecánica de los aviones, los brillos y texturas, serán las palabras, y la tragedia, al ritmo del montaje, sólo será un eco de la obsesión de este niño y su familia de aviadores. 

Este outsider de su propia generación (Casademont, 2016), legó una obra tan importante y personal como desconocida, que a través de este cortometraje, no sólo se puede empezar a descubrir sino a visualizar sus huellas y estilo, que marcará tanto al cine de su país y generación como a otros cineastas, influenciados por su forma de ver al mundo, donde la poesía se convierte en imágenes en movimiento,como esa secuencia en la que el niño mueve una cometa a la par que un avión, el de su padre, "danza"por los aires.

Zoom in: Ganador en el Festival Internacional de Venecia - cortometraje-  a mejor trabajo experimental y de vanguardia

Montaje Paralelo: Aviación - experimentación






Referencias 

*https://alasdeplomo.com/frases-de-aviacion/

http://old.bfi.org.uk/sightandsound/feature/49646

Casademont, R. (2016) https://www.culturamas.es/blog/2016/02/24/descubriendo-a-un-cineasta-excepcional-frantisek-vlacil/

No hay comentarios:

Publicar un comentario