12 feb. 2017

Michael H. Profesión Director: en la mente de Haneke


 "Una película posee veinticuatro mentiras por segundo". 

Para el documentalista francés Yves Montmayeur, la televisión se ha convertido en su forma de expresar y retratar a excéntricos y personales cineastas, así como movimientos cinematográficos que han influido en el cine contemporáneo, además de su amor por la cultura oriental. Este crítico de cine y periodista, convertido en realizador, no sólo ha contribuido  en programar y dar a conocer a ciertos cineastas, sino que sus obras, ha recibido diversos premios, o están presentes en los festivales más importantes, por sus lúcidos, sobrios e inteligentes trabajos.


Utilizando material de archivo, principalmente las películas de Haneke, entrevistas tanto al director austriaco, como a los actores principales, y una que otra secuencia, convertida en puesta en escena para el documental, hacen de este trabajo un eficiente título, no sólo para entender la obra del director de Amour, La cinta Blanca, entre otras sino a la reflexión sobre lo que es el cine, al mismo carácter de éste, la autoría de la obra, y otros pensamientos, que se trasladan de Haneke, a sus actores fetiche como Isabel Huppert, o a quienes han trabajado con éste, y reconocen en sus obras, un síntoma de lo que vivimos día a día, la decadencia de las sociedades y del mismo cine contemporáneo.

Pero no sólo se queda en ese punto, también nos muestra la pasión de este director, su papel como docente, su vehemente carácter unido a su férrea disciplina en el rodaje, y demás situaciones, que nos va mostrando a un hombre bastante lúcido en lo que piensa, y lo que pone en escena.


Pero donde triunfa este documental, es en los detalles, al grabar algunas de las secuencias en lugares importantes para las películas de Haneke, al darle un nuevo contexto a alguna de las tomas, en cierto modo, Montmayeur, redirecciona  las reflexiones de Haneke, a la misma puesta en escena del documental, y en ese punto es donde triunfa este trabajo. De resto es un trabajo bastante correcto técnica y artísticamente, que además de ser informativo, reflexiona sobre el mismo papel del cine, y el papel del director, en estos tiempos.

Un documental realmente interesante y muy bien logrado en sus diversos contextos, que sirve no sólo para conocer la obra de Haneke, como director sino como persona, además de ser un estudio inteligente sobre el cine, el oficio de director y trasladar los miedos y angustias a la pantalla cinematográfica.  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario