2 may. 2016

Eurocine 22: Bagdad Café


                                                                "I am calling you
                                                               Can't you hear me...."



Primera y (como viene siendo habitual) única película que tuve oportunidad de ver en Eurocine 2016, en este caso, obra seleccionada dentro de los clásicos, y la película más conocida del director alemán radicado en Estados Unidos Percy Adlon, que además produce y escribe junto a su esposa Eleanore con su casa productora FILM GmbH; este realizador especializado en temas de arte y la condición humana - más de 150 documentales, lo especifican-, igualmente ha trabajado para la televisión, y se ha venido centrando en los últimos años en el trabajo digital, al igual que su concepción del cine como un arte, absolutamente independiente, donde la exploración de los lenguajes y lo técnico también es una influencia para los demás cines. Aunque ha recibido varios premios, nominaciones y homenajes, es con Bagdad Café, donde ha tenido sus mayores méritos.



Escrita a seis manos junto a su esposa y al guionista Christopher Doherty, esta historia en tono de comedia, con cierto aire surreal, nos cuenta la transformación no sólo de la turista alemana Jasmine (Marianne Sagebrecht, en cierta forma musa de este director) sino de un truck-stop café  y sus particulares dueños, clientes y habitantes, en medio de la nada en el desierto de Mojave.

La historia se desarrolla cuando Jasmine, una turista alemana, tiene una pelea con su marido, encontrará refugio en ese alejado y curioso café de parada llamado Bagdad Café, donde, a medida que pasa el tiempo las diferencias culturales tanto de la alemana como de los particulares habitantes del café, la conflictiva Brenda (CCH Pounder) quien regenta el local, sus hijos, una artista del tatuaje, un escenógrafo de Hollywood, y otros singulares clientes y personajes se irán conociendo, hasta encontrar una verdadera amistad en la mujer alemana, que no sólo los unirá sino que llevará al éxito a este café. Aunque no es fácil analizar este guión, porque en definitiva se puede reducir a las líneas de arriba, y a las situaciones entorno al carácter dulce y afable de la protagonista, como al absurdo de las situaciones y de los mismo personajes secuendarios, sin dejar de lado el humor por parte de las profundas distancias culturales que existen entre éstos; lo que sí queda en claro, es que los guionistas intentan estructurar una obra con cierto tono (pos)modernista pero con un mensaje dulzón y espiritual sobre la amistad y las diferencias.


   
Aunque el director de fotografía Bernd Heindl, no tiene las mejores obras en su haber, si destaca en el trabajo de esta película, no sólo a nivel técnico sino por el manejo del color, a través de la misma cámara o de los ventanales del café, dándole ese aíre surreal y casi de ensoñación que prevalece en la obra, igualmente el diseño de producción complementa dicho trabajo. Aunque en un principio la música de Bob Telson, pueda parecer interesante, igualmente ganó un Oscar por la canción I´m Calling you, su contante repetición y su manejo excesivo en las partes sentimentales, le van restando al trabajo musical. Tal vez, el punto más fuerte de este largometraje está en su pretendido modernismo en el montaje por parte de Norbert Hezner, y el manejo de angulaciones forzadas, repeticiones  y saltos de "raccord" pero con esa misma intención de romper el tiempo cinematográfico - muy al estilo de la primeras obras de la Nouvelle Vague-, sin embargo, aunque funciona en un inicio, sa va haciendo vacuo este ejercicio.

Hablar de la actuaciones es bastante complejo, ya que estas son superlativas, exageradas y al estar las voces dobladas al alemán - con varios actores estadounidenses-, no ayudan demasiado para apreciar dicha situación.




Un trabajo que sin ser malo, y que por algo pertenece a los clásicos del cine alemán contemporáneo, tampoco aporta demasiado a la cinematografía en dónde se rodó o de la nacionalidad del director, por el contrario, es una película que no ha envejecido muy bien, que tiene secuencias y escenas totalmente ajenas al estilo de la obra, y un final musical, que le resta las cualidades que tiene como tal; aún así por el trabajo fotográfico, algunos toques de humor y los primeros minutos de absoluto modernismo videoclipero, pueden ser su mejor punto de referencia.

Zoom in: Varios premios en Alemania, nominada al Oscar a mejor canción, y peuqeños festivales alrededor del mundo.

Montaje Paralelo:  Hoteles




2 comentarios:

  1. Hace mucho tiempo que vi esa peli y me gustó mucho! Muy buena reseña y estoy de acuerdo en lo que comentas!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. graias por comentar, si una qe por lo menos es interesante, un saludo

      Eliminar