26 jul. 2015

Uzak: La distancia como narrativa


                                 "Un pariente pobre es siempre un pariente lejano."
                                                                                     Alfred d' Houdetot


Segunda película que reseñamos del fotógrafo turco devenido en cineasta Nuri Bilge Ceylan, realizador, que se ha hecho conocido no sólo por sus premios en Cannes, sin por sus obras que emulan los tiempos contemplativos de cineastas como Andrei Tarkovsky, y la representación desde lo fotográfico como un modelo de reflexión sobre la sociedad contemporánea. Ceylan, autor de cine, que "escribe" con imágenes desde su propia visión y conocimientos, crea películas entorno a esa desconexión del hombre con su pasado y raíces, y Uzak - tercera película del director nacido en Estambul- es prueba de ésto.

Con las características que han hecho notables el trabajo de este cineasta, la pausa, pocos diálogos, cuidada composición fotográfica y alejamiento tanto de los personajes como de la misma cámara, como parte de su misma crítica y mirada, y como escribía más arriba, con Uzak - Alejamiento- pone todos estos elementos en su puesta en escena.



Escrito, editado y fotografiado por Ceylan, este relato nos acerca a la vida de Mahmut (Muzaffer Özdemir), un fotógrafo de estudio, que trabaja en Estambul , y que desde la separación con su esposa, ha venido sufriendo una crisis existencial, tanto en su trabajo, vida personal, además de un distanciamiento, que se hace más notorio cuando su primo Yusuf (Emin Tropak) se hospeda en su apartamento por unos días. Yusuf, quien se ha quedado sin empleo, ya que la fábrica del pueblo donde nacieron estos hombres, ha cerrado; empieza no sólo la búsqueda de una mejor vida, sino entablar un gran vínculo con el fotógrafo, sin embargo, la ciudad, la soledad y otros factores van apartando a estos hombres.

Con una visión pesimista de esta época, de la sociedad y de las relaciones humana. el director turco establece en estos personajes no sólo el nombre de la película, sino del individualismo ( contemporáneo) y el rompimiento con las raíces familiares, de nacimiento o simplemente sociales, que parecen dilatarse en los caracteres de Yusuf y Mahmut. Con un ritmo pausado casi estático en algunas secuencias, Ceylan nos hace a reflexionar, en primera persona, sobre la incomunicación, y la desesperación de un mundo que parece estar "atorado" en una modernidad que no comprende.



Como se escribía en líneas anteriores Ceylan no sólo dirige sino que hace la fotografía, el montaje y producción de esta obra audiovisual fría pero bellamente compuesta, repleta de silencios que se acompaña someramente por las tonadas de Erkan Aktas, y los sonidos de una ciudad tan distante como los mismos protagonistas.

El trabajo actoral de Özdemir, como del ya fallecido - y primo del director- Emin Tropak, son notables en la medida, que se basan más en sus gestos y en el mismo aplacamiento de sus actos tan pausados como la propia historia.

Como conclusión y dando un punto de vista, Uzak es una película, casi a modo de ensayo y de autor, ya que el director turco pone sus mismas vivencias y reflexiones en estos personajes, que se desplazan por un departamento - que pertenece al director- como pensamientos hechos imagen, que hablan de las mismas ideas y concepciones de Ceylan.

Un cine que no es fácil de asimilar, lento y cansino en algunas partes, pero que aún así logra transmitir bastante a través de su misma complejidad, donde los actores traducen muchos de los sentimientos del director, y cada plano es una fotografía planeada por éste; recomendable para quien ya conoce la obra, pero que igualmente puede pecar o carecer de una personalidad, que sólo se manifiesta a través de la autoreflexión que propone el cineasta, cuando "mata a la fotografía", o en el momento en el que el cine de Tarkovsky se homenajea en pantalla. Aún así, la singularidad y lo personal de ésta, es lo mejor que tiene y a la vez en su punto más débil.

Zoom in: Más de una docena de premios en diversos festivales, destacando Cannes y San Sebastián.
El apartamento donde fue rodado el largometraje, es el mismo departamento de Ceylan, al igual que la decoración y demás. 

Montaje Paralelo: Fotógrafos 



No hay comentarios:

Publicar un comentario