18 may. 2015

Lanzamiento: Transgresión - Vida y obra de Marta Rodríguez-


     " tú qué piensas Fernando...?"


El documentalista bogotano Fernando Restrepo, no sólo ha realizado diversos trabajos al lado de Marta Rodríguez, constituyéndose un testigo de la realidad campesina y etnográfica del país (Colombia) sino de la misma obra y vida de esta directora latinoamericana/colombiana, considerada como una de las más importantes y referente del cine documental. Restrepo, publicista y actor profesional - como lo aclara la página web de la parte cultural del Banco de la República-, se convirtió en un heredero directo de las temáticas  y estéticas de Rodríguez, y por casi una década estuvo a su lado, siendo su soporte tanto en cámara, dirección y en su misma recuperación de la memoria indígena, afro y campesina.

Ya hablando directamente del evento, el documental se presentó en el auditorio Jorge Enrique Molina del Teatro México de la Universidad Central, con una alta afluencia de conocedores de la obra tanto de Marta Rodríguez como de Restrepo, invitados, familiares y personas cercanas, que pudieron disfrutar de este documental personal e íntimo del retrato de una mujer vital para el audiovisual del país.

Fernando Restrepo y Marta Rodriguez en la sesión de preguntas

El documental que inicia con unos muy logrados - casi experimentales- títulos de crédito, pasando directamente a la figura de Marta Rodriguez, la cercanía y confidencialidad con el director, son más que obvios, y empezamos a escuchar a una mujer franca y directa, nostálgica de sus logros y capacidades pero sumamente lucida en sus posturas e ideas del mundo. El documental se va desarrollando entre visitas a festivales, el trabajo en Bogotá - en la casa/fundación de Rodríguez-, los viajes y charlas entre grabaciones, edición y demás, nos va acercando a las realidades de esta mujer, las complejidades de su vida, sus luchas y ante todo su amor por Jorge Silva - que a pesar de los años, aún perdura en sus recuerdos-, su enfrentamiento con el olvido de las maquinarias culturales, y tantos otros temas, que se van mezclando con la historia de su vida, que ella misma va contando, y Restrepo, constata a través de imágenes de archivo, o imágenes alegóricas, que también se deprenden de su cámara, ya que este además de dirigir este trabajo, lo edita, graba y multiopera, como a sido el trabajo de estos documentalistas independientes y al margen de ciertos manifiestos estéticos.

El documental, toma otro rumbo o mejor da un giro de 180 grados, después de  una reunión de Rodríguez con Diana Uribe - y otras personas- que podemos ver pasado el meridiano del metraje, este cambio va más hacía corrientes políticas, y que le quita un poco de fuerza al relato, o mejor salta, de ese retrato íntimo y personal de Rodríguez - con su humor y protección sobre el mismo director- a una visión mucho más pesimista y chocante de los diversos sucesos entorno al país, a la vida misma de Marta - como la muerte de su hija- y a la desazón que parece prevalecer por las cosas que siguen sucediendo en el país.

A pesar de la larga duración del documental, es algo excesivo el metraje, y algunos saltos muy fuertes entre un tema y otro, esta obra se convierte en un documento fundamental para conocer el trabajo de Marta Rodríguez, la memoria del país, y lo que se está haciendo de forma independiente - que casi parece redundante- en el audiovisual documental. 

Zoom in: Lanzamiento del documental 

Montaje Paralelo: Documental social 





No hay comentarios:

Publicar un comentario