1 sept. 2014

Chronos: El tiempo según Ron Fricke



                                     "El tiempo es una imagen móvil de la eternidad."
                                                                                                             Platón 


El nombre de Ron Fricke, es harto conocido en el mundo de la cinematografía, no sólo por sus contribuciones estéticas en la trilogía Qatsi de Godfrey Regio sino por las innovaciones técnicas que éste, ha ido generando en sus documentales no narrativos, innovaciones ópticas y del mismo dispositivo cinematográfico, que van desde el formato hasta la captura de la imágenes, transformadas en esos descomunales timelapses, donde es considerado todo un maestro.

Este meticuloso cineasta, no sólo se sumerge en todas las variantes técnicas de sus trabajos sino en las mismas concepciones espirituales y filosóficas que conllevan su obra; es en cierta forma, el gran innovador del cine no verbal para Imax, que no sólo ha diseñado herramientas de gran calidad para el cine sino toda una visión de vida, que queda plasmada en sus impresionantes imágenes.

Ron Fricke (izq) y Mark Magidson (der)
Aunque Chronos es una película abstracta, -sin diálogos o actores-, su estructura está delimitada por el tiempo, tiempo que es cuestionado y estudiado a través de los time-lapses. Filmada en un docena de países de los cinco continentes, este largometraje hace énfasis tanto en el paso del tiempo como en el hecho de "capturarlo" en una cuantas secuencias, de eternizar ese "infinito" proceso. Escrita a cuatro manos por los hermanos Nicholas, quienes han participado en las demás producciones de Fricke, y quienes se encargan de generar una "arquitectura" de lo que se puede ver en pantalla, más allá de contar una historia o generar trama o demás elementos narratológicos.

Igualmente, Chronos es una película que celebra la vida, parte de la filosofía del propio director, quien no sólo imprime sus curiosidades técnicas en este trabajo sino espirituales y filosóficas; es, en cierta forma un poema visual, que encierra el tiempo del hombre en la tierra a través de una impresionantes panorámicas, y de un viaje en el que se comprime toda la esencia de este planeta.




Este ensayo antropológico y cinematográfico, fotografiado de gran y bella manera por el propio Fricke, se termina convirtiendo en una sinfonía, donde tiene lugar tiempo y espacio, hombre y naturaleza, tecnología y ruinas, eternidad y fugacidad; todo reunido bajo la música compuesta por Michael Stern - realmente una única pieza- que es guía y camino por este viaje de múltiples interpretaciones, situaciones, del amanecer del hombre hasta nuestra era convulsa y acelerada. Un trabajo realmente épico, no sólo por la técnica y dispositivos que Fricke crea para este trabajo, por los viajes o la síntesis del tiempo en esta obra, sino por todo lo que representa visual y conceptualmente.

    
Un documental o no ficción más que recomendable, una experiencia que está más allá de los sentidos, construida a partir de toda una filosofía de vida, y de un reconocimiento a ese elemento que destruye, construye, acerca, divide pero siempre está presente en nuestra vida; es el tiempo, a quien se le honra y homenajea en esta particular y bella visión por parte de Ron Fricke.

Zoom in: Primera película de Fricke
La película fue hecha para Imax
Ganadora de OmniMax Film

Montaje Paralelo: Baraka (1992) - TimeLapses

Ver película: Chronos

No hay comentarios:

Publicar un comentario