11 ago. 2014

Kasaba: La familia según Ceylan


                                             " El hombre es para el hombre un espejo."
                                                                                          Proverbio Turco

El director, productor y guionista turco Nuri Bilge Ceylan, no sólo es uno de los más importantes cineastas de su país sino uno de los más representativos en festivales europeos, principalmente en Cannes, donde ha recibido varios premios. Ceylan, nacido en Estambul, y formado como Ingeniero, tuvo desde su juventud una inclinación hacía la fotografía y el cine, el cual le dio un nuevo giro a su vida, mientras estaba en el ejercito. 

Este cineasta turco, es un protegido de la prensa especializada, no sólo por la calidad visual de sus obras sino por sus historias que tienen como eje la monotonía humana, el existencialismo y los detalle de la vida, donde es notorio la influencia de Tarkovski, Bergman y la literatura de Chejov, de quien no sólo ha tomado relatos sino que marcan su obra.

Igualmente el cine de Ceylan, es uno que brilla por su economía, por los silencios y las tomas largas; cine minimalista con un profundo mensaje, con tintes autobiográficos y donde muchas veces utiliza a sus amigos o familiares como actores; como lo fue en el caso de su opera prima Kasaba.   
                                                 


Escrita, dirigida, fotografiada y producida por el propio Ceylan, quien nos muestra a través de los ojos de unos niños - dos hermanos- , las complejidades de crecer en un pequeño pueblo rural, apartado y olvidado, que funciona como metáfora sobre su propia cultura; con ecos autobiográficos y emulando a directores como Tarkovski, el director turco, nos acerca a la tragedia, a la familia y en cierta forma a la memoria, que parece estar descrita en cada uno de los personajes.

La película, concebida como un año comprimido en un sólo día, es además una serie de reflexiones sobre el hombre, la niñez y la familia; un retrato humanista alejado de una narrativa concreta, que se determina mucho más, como una transición del hombre, en este caso a través de los niños y del primo de éstos (Emin Tropak), hacía la madurez.



El trabajo fotográfico de Ceylan, es tal vez, el elemento más destacado de esta producción, no sólo las composiciones sino sus poéticas interpretaciones de la memoria; destacando principalmente, la secuencia de la escuela, con su planos detalles, encuadres y blanco y negro de la monotonía, una secuencia que realmente vale todo lo que sucede en esta película de ritmo pausado, planos estáticos y excesiva lentitud, que se detiene en los detalles y en las minucias de la vida de un pequeño pueblo, encallado en lo más profundo de la Turquía rural. Aunque en el cine de Ceylan, la música no es prioritaria, si utiliza una tonada que persiste durante todo el metraje, hecha por Ali Kayaci. 

Sin actores profesionales, amigos o familiares son los encargados de representar las ideas y expresiones de este cineasta, que sencillamente pone en escena sus pensamientos e ideas sobre la vida; sin embargo, son actuaciones bien controladas que funcionan dentro de la misma dinámica de realismo, donde destaca principalmente Emin Tropak, primo de Ceylan,- y quien murió tragicamente, unos años después-.   


Si bien, es la primera película que veo de este director, no son ajenas las cualidades de sus películas o las reseñas sobre sus triunfos en diversos festivales, aún así Kasaba, no es una película que me haya gustado, que se hace pesada y larga, no tanto por sus planos pausados o narrativa, sino por que es densa y no es fácil de seguir la idea principal de ésta, igualmente, y sin restarle sus virtudes, es una película defectuosa técnicamente: el sonido desfasado, lo obvio de la luz artificial, algunos elementos de montaje, que sin embargo, no opacan la excelente fotografía documental que crea el propio Ceylan, y una que otra frase tan cercana a la poesía como a la reflexión más espiritual.

Igualmente, es destacable el "detrás de cámaras" del DVD, donde vemos cómo se realizó esta película, y aunque después de ver este vídeo, uno puede entender las complejidades e ideas de este director, como tal la producción, es difícil de asimilar y se va desvaneciendo en sus mismas reflexiones y reducido presupuesto.

De todas maneras, para quien esté interesado en el trabajo de Ceylan - y del mismo cine turco- es un buen inicio - y reto- para conocer sobre una cinematografía más bien desconocida, pero que ha tenido grandes representantes y obras de gran calidad.

Zoom in: Emin, Fatma (Ceylan) y Emin Tropak  además de familiares del director, fueron actores principales de las primeras películas del director turco.
La historia se basa en la idea de su hermana Emine

Montaje Paralelo: Stalker (1979) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario