17 jun. 2014

Edge of Tomorrow: El día de la marmota extraterrestre


"Ojalá no te conociera, pero te conozco."

Película a la que me invitaron, con la promesa que Tom Cruise moría muchas veces y que tenía un guión entretenido e inteligente, aunque las tres cosas se cumplieron, como es habitual el actor estadounidense termina triunfando y saliendo adelante por encima de la lógica, el guión y hasta de la producción misma; dirigida por el estadounidense Doug Liman, cineasta conocido por iniciar la saga Bourne y por sus rentables comedias independientes, igualmente ha sido productor de algunos de sus trabajos y de películas de acción como Sr. y sra. Smith y Jumper. 

Liman, que inició estudiando fotografía finalmente optó por el cine aunque sus primeras experiencias laborales estuvieron en la televisión universitaria, creando el canal de su alma mater. Con ocho películas en su haber en casi veinte años de carrera, es un realizador constante en los círculos del cine comercial, y una apuesta segura en taquilla, a pesar de haber iniciado en el cine independiente con pequeños presupuestos es un personaje que se ha desenvuelto con facilidad en grandes producciones, estrellas y sistemas de estudio, con ciertas licencias y "alejándose de las convenciones" como reitera el neoyorquino en algunas entrevistas. 


Basada libremente en la novela ligera japonesa All you need is Kill y en el manga del mismo nombre de Hiroshi Sakurazaka, con guión de Jez  y John Henry Butterworth junto a Christopher McQuarrie, quienes reconfiguran y adaptan este trabajo al lenguaje cinematográfico, estructurándolo como un  blockbuster de Ciencia Ficción en un futuro cercano, donde los Mimics, una raza alienígena ha invadido la tierra, dejando muerte y destrucción en su intento de colonizarla; sólo el poderío de Rita Vrataski, interpretada por Emily Blunt, ha hecho retroceder a los extraterrestres, o por lo menos, esa es la idea que ha vendido el Coronel Bill Cage (Tom Cruise), previendo el final de esta guerra. Sin embargo, cuando éste es enviado al campo de batalla, un hombre sin experiencia militar, morirá rápidamente, sólo que despertará en el día que fue forzado a unirse a ésta, quedando atrapado un bucle temporal que no entiende, y muriendo una y otra vez en el campo de batalla.  

Con un guión bien escrito, aunque trabajado a favor de la presencia del personaje de Cruise, bastante lógico en su concepción, vemos como el Coronel Cage, se va haciendo más fuerte y superdotado con cada muerte, sumándosele que a Rita Vratanski, también le ha sucedido lo mismo que al personaje de Cruise, de esta forma descubrirán cómo acabar con esta guerra.


Aunque detrás de las cámaras y luces, esté el cinematógrafo australiano Dion Beebe, nominado y premiado en múltiples ocasiones, principalmente por Chicago y los últimos trabajos de Michael Mann, esta no es una película donde se pueda apreciar demasiado el trabajo de este fotógrafo que ha experimentado con el material de video digital, chromas o pantallas verdes, sin embargo, es un trabajo correcto técnicamente, donde su mayor valor está en los decorados digitales y secuencias creadas por ordenador.  

Obviamente, con casi 250 personas en el departamento de artes y un gigantesco diseño de producción, es una película que le da prioridad a estos elementos y a las secuencias de acción ambientadas por la música de Christophe Beck, compositor habitual del cine y la tv, al ritmo de un montaje y edición cercanos a los videojuegos por parte de James Herbert.

Igualmente, no podemos dejar de lado el gran diseño de las armaduras o exotrajes que utilizan lo militares, así mismo como el trabajo de las naves y de los mismos extraterrestres, que si bien recuerdan a las últimas -o varias- películas de ciencia ficción (Independence Day, Elysium y principalmente a la violenta Staship Troopers) tiene su identidad y caracteres definidos, además, -aunque es bastante obvio- no se puede dejar de señalar el homenaje superlativo que se le hace al Día D, no sólo como parte de la narrativa sino por su misma producción, en la que intervinieron más de cuatrocientas personas, para recrear esta épica y monumental secuencia, que se va a repetir durante gran parte del metraje. 


La actuación de Cruise junto al hiperbólico personaje encarnado por Emily Blunt, no da pie para grandes interpretaciones, pero por lo menos se aleja de estereotipos propios del género, principalmente el personaje del coronel Cage, que no sólo es cobarde e individualista sino débil en sus propias convicciones, esto se debe en gran medida a la construcción del personaje que igualmente encara Cruise, y lo adapta a la coherencia del relato.  

Aunque, se puede destacar la presencia de Bill Paxton y del siempre interesante Brendan Gleeson, la película está entorno a Cruise y Blunt, quienes sin hacer una gran pareja o mostrar gran química en pantalla, funcionan como contrastes o polos opuestos, propios de este tipo de cine, generando no sólo empatia sino giros dentro de la propia narrativa, humor y una cierta progresión dramática, cuando uno necesita del otro.  


Entretenida y relativamente bien construida película, que apela al taquillero Tom Cruise, como recurso no sólo de garantía sino de improbable héroe, con una exagerada puesta en escena y acción trepidante que sabe empatar con un guión escrito correctamente, que no niega sus obvia influencias de Groundhog Day, Independence Day y hasta de la misma Matrix para configurar todas estas recetas de éxito en un cóctel de violencia para todo público, humor bien pensado y una correcta sucesión de escenas de acción computarizadas sin atisbo de mensajes o reflexiones amparado por la ciencia ficción. 

Un trabajo recomendable para verla con los amigos, un entretenimiento de verano - como finalmente está concebida- que de todas formas, se le debe agradecer un coherente guión, humor y las constantes muertes de Cruise - que en medio de todo, se las arregla para salir victorioso y el gran salvador de la humanidad.-

Zoom in: 11 cámaras filmaban simultáneamente desde distintos puntos de vista 1 Año de investigación y desarrollo llevo diseñar y crear la armadura Exotraje que usaron los actores y dobles en la película.
4,700 Ilustraciones crearon en total diversos artistas para ayudar a visualizar el mundo de Al Filo del Mañana.
La película contó con un presupuesto de 178 millones de dólares

Montaje Paralelo: Groundhog Day (1993) - Starship Troopers (1997) - Independence Day (1996) - The Jacket (2005) - The Butterfly Effect (2004)




No hay comentarios:

Publicar un comentario