27 abr. 2014

Nacido el cuatro de julio: El Vietnam de Stone

                           
                               "La guerra no es la respuesta. La violencia no es la solución
                                Un mundo más pacífico es posible"
                                                                                                                             Ron Kovic


Oliver Stone, es uno de los directores estadounidenses más reconocidos, no sólo por sus películas y guiones, sino por las controversias y polémicas que han girado alrededor de su  trabajo por sus posiciones y opiniones políticas. Stone, quien fue soldado en Vietnam, condecorado, herido y, uno de los motivos que ha inspirado gran parte de su obra cinematográfica, que parte de eventos reales y criticas al modelo estadounidense, las represiones y violencia.

Stone, que inició como guionista, incluyendo grandes obras como Scarface o Midnight Express, tuvo su consagración a partir de la década de los ochenta y aún, el día de hoy destacan algunas de sus obras, principalmente, el documental, los proyectos televisivos y como productor. El cineasta nacido en Nueva York, crítico de su contemporáneo George W. Bush y amigo del desaparecido Hugo Chavez, siempre ha sido asociado a un cine político, incorrecto en ciertas posturas y controversial, pero finalmente uno de los más importantes realizadores de su generación.   

Oliver Stone  (der.) junto a Ron Kovic

Escrita por el propio Stone, en colaboración con Ron Kovic, autor del libro homónimo, el cual está basado en sus propias memorias; éste férreo activista en contra de la guerra, sustenta sus ideas a través de las vivencias que tuvo en su adolescencia, su ingreso al servicio militar durante la Guerra de Vietnam, su patriotismo, la herida que lo postró en una silla, la indolencia e indiferencia de las personas del pueblo en el que vivía, y finalmente, la transformación sobre las complejidades de la guerra, y la inutilidad de la misma.

Ron Kovic (Tom Cruise), es un joven convencido que, su ingreso al servicio militar y defender a su país del comunismo, es la mejor manera de demostrarle su amor, sus buenas costumbres católicas y patrióticas harán parte de esta convicción. Durante la lucha en Vietnam, además de ser herido y matar a un compañero por error, verá las brutalidades e injusticias de la guerra, no sólo en el campo de batalla sino en su propia recuperación e indiferencia tanto de los suyos como de quienes lo enviaron a esa absurda guerra. Sus convicciones irán cambiando poco a poco, gracias a el entorno, a su propia fuerza de voluntad y las manifestaciones de la gente y de los propios veteranos de guerra, acontecimientos que lo llevarán a convertirse en uno de los activistas antiguerra más importantes. 

La película se puede dividir en cuatro partes identificables, la primera el idílico retrato del american way of life, en la que aparece la familia Kovic, y sus percepciones del mundo, una segunda parte, en la que vemos al personaje de Tom Cruise, luchando y siendo herido; una tercera, que puede estar dividida entre su recuperación - la decadencia de los hospitales, atención y falta de recursos- y el regreso a casa, y por último el descenso a los infiernos de Kovic, su catarsis, cambio de ideas y como al inicio del largometraje, convertirse en una persona influyente e importante a través de su lucha contra la guerra e injusticias de la misma.



Segunda parte de la trilogía sobre la Guerra de Vietnam, y una de las películas más importantes de este cineasta que no sólo ganó el Oscar a mejor director sino por su montaje, además destacó por la actuación de Tom Cruise, posiblemente uno de sus mejores  papeles y el que le dio una gran trascendencia a su carrera. En cierta forma, es la actuación de Cruise, junto a la excelente fotografía, montaje y sonido, lo que más destaca de esta historia autobiográfica, película política y crítica a uno de los sucesos más oscuros y deshonrosos de los Estados Unidos. 

Como se anotaba anteriormente, la excelente fotografía de Robert Richardson, cinematógrafo habitual de Scorsese, Tarantino y principalmente de Stone (12 en total), destaca por sus particularidades y estilo, el uso de diversas técnicas que van de un granulado marcado, el uso de filtros, la exageración de los tonos, contrastes y finalmente la versatilidad que tuvo que asumir, trabajado con Stone, quien lo llevaba a los límites de su creatividad  y talento.

Igualmente destacan, su banda sonora y el montaje de David Brenner y Joe Hutshing, quienes se ajustan al estilo de Oliver Stone, montaje que mezcla perfectamente lo narrativo con lo expresivo, y que juega de forma acertada con los entornos y sensaciones que rodean a Cruise.



Si bien es cierto, que es una película políticamente controversial y dura en muchos aspectos, no se puede negar que es un trabajo hecho para los Oscar de ese año, comercial y taquillero este largometraje, tiene profundidad de quien vivió en carne propia las desgracias de la guerra, en este caso Kovic y el propio Stone, quienes no sólo se desencantaron de tal suceso sino de la política estadounidense, patriotismos y demás ideologías que confluyeron frente a esa irracional guerra. Obviamente, no podemos dejar de lado, que es una película que se centra en la actuación de Cruise, -quien realmente hace uno de sus mejores papeles-,  y en uno de los temas más sensibles pero a la vez mas tocados por la literatura, cine, cultura popular y demás, que en este caso, gracias a Stone y su grupo de trabajo, se concibe un más que digno largometraje de gran factura visual, que finalmente es parte fundamental de la obra de Stone y del cine de la década de los 80/90.

Zoom in:   Ganador de dos Oscar (mejor director y montaje) de las ocho nominaciones que tuvo.
Nominado en varios festivales, Globos de Oro, entre otros.
Existen al menos tres diferencias entre la autobiografía y la adaptación cinematográfica. En el filme se muestra a Kovic visitando la familia del soldado estadounidense que él había matado accidentalmente. En la realidad, esta reunión nunca se dio, pero el director Oliver Stone decidió agregarla para mostrar el remordimiento de Kovic y para darle fin a su problema. Además, el personaje de Donna (interpretado por Kyra Sedgwick) nunca existió ni inspiró a Kovic a convertirse en un activista. Asimismo, en el filme se puede ver a Kovic protestando en un campus universitario después de la masacre de la Universidad Estatal de Kent. Sin embargo, en la autobiografía, Kovic nunca participó en esas protestas y sólo las vio por televisión. (Wikipedia)    

Montaje Paralelo: Platoon (1986) - Vietnam (Guerra)       

                

No hay comentarios:

Publicar un comentario