1 abr. 2014

Derecho a Ver: Los abrazos del río



                                           
                                       "Por lo único que quisiera volver a ser niño es para
                                        viajar otra vez en un buque por el Río Magdalena..."
                                                                                         Gabiel García Marquez


El cineclub de la Universidad Central, abre sus puertas a la tercera versión de Derecho a Ver, en donde además de la proyección de casi una treintena de documentales, se tuvo la oportunidad de debatir y conocer más sobre la experiencia tanto de la realización de éstos, así mismo sobre las temáticas de conflicto, no violencia y derechos en general; en esta ocasión además del documental se contó con la presencia del director asistente Carlos Enrique Sánchez, quien no sólo nos habló sobre la película, sino sobre las propias experiencias de vida de éstos, en esta especie de bitácora de viaje por el río Magdalena.

El documental colombiano se ha venido redefiniendo desde los años 90, diversas propuestas y directores, se han apropiado de este género, cine de no-ficción que con las particularidades de nuestro país e idiosincrasias se muestran como un reflejo de un espejo roto o manipulado para generar nuevos lenguajes y propuestas de la realidad colombianas; uno de estos directores es Nicolás Rincón Gille, colombiano de familia Belga, país con en el que se co-produjo este documental.

Este economista bogotano, que empezó a hacer cine gracias a un encuentro con Marta Rodríguez, se ha convertido en uno de los documentalistas y realizadores más importantes fuera del país, donde ha recibido varios premios y distinciones, con sus obras audiovisuales que enmarcan lo antropológico, observacional, mítico y realidad de un país lleno de contrastes, en donde el agua, el río es síntesis de vida y muerte, tal como sucede con este documental.  


Los abrazos del río, es la segunda parte que compone la trilogía de Campo Hablado, obra audiovisual creada por Rincón Gille; este documental inicia con la leyenda del Mohan, el cual vive en el río Magdalena, el gran protagonista de este trabajo, portador de vida y  muerte, alabado por los indígenas, que en una ceremonia intimista y mística, nos acerca al nacimiento de este río que se desplaza por gran parte de Colombia; a las orillas de éste, se cuentan varias historias alrededor del Mohán, que sólo sale de noche a recibir las ofrendas de tabaco y aguardiente, pero hasta éste siente miedo de otros que han incursionado en el río, de los muertos que como barcazas orgánicas recorren las aguas del Magdalena.

Escrita o pensada por Rincón Gillen, como una especie de narrativa que fluye como el propio río donde se mezclan historias, realidades, mitos, violencias y reflejos de un país como Colombia, que se puede sintetizar en este caudal de esperanzas, llantos, olvidos, arte y poesía.


El documental mezcla inteligentemente, la ficción de la leyenda del Mohán, con la realidad del paramilitarismo en estas zonas, la contaminación, los relatos de quienes perdieron a sus seres queridos, historias de vida, y en cierta forma, expresiones artísticas que el río como a sus muertos, se los apropia y los hace parte de su fluir.

Rincón Gillen, junto a su grupo de trabajo - que realmente se compuso de un Asistente de producción, el sonidista y al propio Gillen, en la cámara y dirección- nos presentan, una especie de bitácora de viaje, repleta de historias llenas de humanidad, y en cierto modo, eco de lo que se vive, en esas fronteras imaginarias de los pueblos colombianos.

Con un gran trabajo de cámara por parte de Gillen, y un excelente sonido del francés Vincent Nouiaille, quien en cierta forma, recoge lo mejor de la naturaleza del río, como de las voces de quienes participaron de este documental de ritmo pausado, que nos acerca a las historias de estas comunidades que se han alejado de su pasado mágico por la brutal realidad de un país;  pero es un acercamiento intimista, sin alterar el ambiente mismo, no sólo del río, sino de la personas que intervienen.  



Un trabajo, que a pesar de ciertas limitaciones, está muy bien desarrollado en su narrativa y propuesta, y que sabe sortear estas limitaciones, con recursos muy sencillos pero dicientes sobre la propia realidad de lo que pasa alrededor del río. Un documental, desconocido para gran parte de la población colombiana, -aunque en las regiones en las que trabajó este equipo documental, mostrando el resultado y el proceso mismo- pero que ha tenido repercusión en Europa, ganando varios premios, a nivel documental.

Zoom in: Recibió uno de los principales galardones del Festival de los Tres Continentes de Nantes. Presentando en diversos festivales como el BAFICI, entre otros.


Montaje Paralelo: El charco azul (2012)

Webs: http://www.campohablado.com/
http://losabrazosdelrio.blogspot.com/



No hay comentarios:

Publicar un comentario