21 mar. 2014

Raza/El Espíritu de una Raza: El ensueño de Franco


"Crearemos una España fraternal, una España laboriosa y trabajadora donde los parásitos no encuentren acomodo; una España sin cadenas ni tiranías judaicas, una nación sin marxismo ni comunismo destructores, un Estado para el pueblo, no un pueblo para el Estado."
                                                                                                                 Francisco Franco

Raza es una película fundamental para entender el pensamiento del franquismo en plena posguerra, que debe ser tomado como un documento histórico -parcializado- de propaganda y convencimiento ideológico a través del cine como lo hicieron Alemania, Estados Unidos y demás países imbuidos en la guerra (s). Dirigida por José Luis Sáenz de Heredia, cineasta afiliado a la dictadura, no sólo por ideología sino por su propio trabajo y consagración, ya que además de haber colaborado en diversos oficios con el franquismo, dirigió La escuela oficial de cine, sin olvidar su parentesco con José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange Española.

Este director, que en sus inicios trabajó con el propio Luis Buñuel, tuvo su gran oportunidad con la llegada del franquismo, y en cierta forma este hecho lo catapultó a ser considerado uno de los mejores directores de esa época.


Este drama, que tiene como fondo la Guerra Civil Española y como hilo narrativo el ideario católico-nacionalista del Fascismo que se vivía en Europa, en este caso en España, bajo la figura de Francisco Franco, quien finalmente es el firmante de esta historia en la que está basada la película. Jaime de Andrade, seudónimo de Franco, escribe una novela, que se reduce a los valores de una España regida por el hombre que se sacrifica por la patria y combate los peligros del comunismo, la masonería, donde los valores familiares son primordiales, es a final de cuentas un libro sobre el propio Franco y su familia.

Raza, nos cuenta la historia de la familia Churruca, descendientes de Cosme Damián Churruca, un valeroso marino que sacrificó su vida por la patria. La película inicia con la llegada de Pedro Churruca (Julio Rey de las Heras) capitán de navío que ha retornado después de varios meses en el mar; antes de partir a una misión suicida, el capitán le transmitirá a sus hijos, el valor del sacrificio militar, el espíritu de los Almogávares - modélicos guerreros de origen humilde, que Franco y la película los deforma a una especie de Samurais españoles- y de su propio Apellido.

El Capitán de navío, se dirigirá de nuevo a Cuba, colonia española, en donde luchará junto a su flota, y se sacrificará contra la poderosa Armada estadounidense, su muerte, debido a la desidia del gobierno español y la "masonería", será tema y orgullo que permanecerá en la vida de los Churruca, que varios años después, en rumbos diferentes, con una madre abnegada y entregada a sus hijos, éstos, optarán por diversas carreras, algunos influenciados por las propias palabras del padre como José (Alfredo Mayo) militar, el hijo menor Jaime (Luis Arroyo) fraile y la hija Isabel (Blanca de Silos) casada con un militar, y otro como Pedro (José Nieto) del bando repúblicano, de izquierda y entregado a la política, en cierta forma, ajeno a ese orgullo de los Churruca. El largometraje se desarrollará entre el heroísmo de José, la rebeldía de Pedro, y obviamente el mensaje, de poderío y buenas costumbres del franquismo, que finalmente será el ganador de la Guerra civil.



Con todas sus limitantes técnicas, y su obvia posición ideológica, este trabajo cinematográfico, es un claro ejemplo de lo que se vivía y pensaba en pleno franquismo, y frente a ésto, es una película fundamental y necesaria de visionar, un documento tan sesgado y peligroso pero igual de importante, como lo fue el cine de propaganda, en esos aciagos años de guerra.

Una película, que, viéndola en esta época, parece más una parodia - es tan absurda y exagerada  en su maniqueismo, que cae en la caricatura ideológica-, sin embargo, son rescatables algunas secuencias, el montaje y música, todos en nombre del fascimo y las buenas costumbres.

Zoom in: La película original se rodó en 1941, en pleno entusiasmo nacional-católico y en una Europa dominada por Alemania. En 1950, en un clima político mundial completamente diferente, se decidió reformar la película para hacerla más presentable. La excusa aducida fue que simplemente se quería resincronizar una nueva sonorización, cosa que se hizo, pero además se cambiaron líneas de guion e incluso se eliminaron algunas secuencias: las críticas a Estados Unidos, el falangismo y los brazos alzados. 

Se trató de destruir todas las copias de la primera versión, a la que se acabó dando por perdida. Más aún: se creyó de buena fe que Espíritu de una raza no era más que Raza con una sonorización diferente.
En 1993 la Filmoteca Española consiguió adquirir una copia superviviente de la primera versión, procedente de un cine ambulante. Esta copia estaba incompleta y en mal estado, pero sirvió para descubrir las diferencias entre las dos versiones.
En 1995 apareció, en la Cinemateca de Berlín, una copia completa y en buen estado, procedente de los archivos de la UFA, que habían quedado en Alemania del Este y, por lo tanto, fuera del alcance de los investigadores occidentales hasta la caída del Muro de Berlín.

La película que obligó a subir el precio de las entradas al cine, ya que el costo de la producción fue bastante alto, en una España sumida en las restricciones económicas y sociales más complejas. 
En el año 2002, Filmoteca Española publicó un DVD con ambas versiones.(1)

Montaje Paralelo: El triunfo de la Voluntad (1935) - Cine propaganda
Libro: Un ensueño del General Franco de Roman Gubern


(1)Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario