18 feb. 2014

Mes del cine brasilero en el Museo Nacional de Colombia: Domésticas


                               "El problema no está en la imagen que el cine proyecta,
                               sino en el país que retrata."
                                                                                                 Fernando Meirelles 

El Museo Nacional de Colombia, en conjunto con La Embajada de Brasil y el Festival de cine de Bogotá, están realizando una muestra de cine brasilero, donde destacan ocho títulos de gran importancia para el cine carioca, películas de diversa índole y sin un lineamiento en común pero relevantes en festivales tanto nacionales como internacionales, además de la presencia de dos largometrajes que más triunfos y reconocimientos ha tenido el cine brasilero, destacando el nombre de Fernando Meirelles, quien es el director de la película que tuvimos oportunidad de observar en este denominado: Mes del cine brasilero. 

Fernando Meirelles y Nando Olival, dirigieron en conjunto este largometraje de humor ácido e interesante propuesta narrativa que gira entre lo documental y lo ficcional. Estos directores, formados en el mundo de la publicidad y, que habían trabajado anteriormente en un cortometraje, se reúnen de nuevo para realizar esta obra con tintes sociales y reflejo de un país. 

Fernando Meirelles (izq.) Nando Olival (der.)

Escrita a varias manos, por los mismos directores, en conjunto con Renata Melo (de quien es la obra original) y Cecilia Home de Melo. Domésticas, es un agridulce retrato sobre cinco mujeres paulistas que realizan los más diversos oficios de aseo y limpieza; compartiéndonos sus historias, vivencias y visiones sobre el mundo, su pequeño mundo de amistades, amores y sueños, donde impera la pobreza más no la tristeza. Cinco historias que se unen por lazos de amistad o sencillamente, por breves encuentros en el transporte público, la calle o un edificio de clase alta, que se convierte en el escenario para estas mujeres.

Este trabajo argumental, pensado y concebido como un "falsodocumental"; además de una crítica social, tiene un interesante planteamiento, en donde las actrices se preguntan el por qué de sus trabajos y, sus reflexiones y filosofías se dirigen directamente al espectador, recurso tanto narrativo como del estilo mismo del largometraje.

Para la mayor parte de estos actores era su primera experiencia frente a las cámaras, algunos, que venían del teatro, como la propia Renata Melo, que además es la autora de la obra teatral en la que se basa este trabajo, eran los de mayor experiencia, sin embargo, son más que loables las actuaciones, que se acomodan tanto a lo argumental como a sus propias experiencias o testimonios - ficcionales- .


Aunque la fotografía de Lauro Escorel, no se destaque tanto en esta película (posiblemente más por su paso a dvd, que en la misma producción), sin son valiosas sus composiciones, manejo cromático y recursos estéticos, principalmente aceleraciones, congelados y marcado uso del grano, forzando la película (sensibilidad), tanto en favor de la luz, como por economía, además de resaltar el estilo realista del largometraje; elemento que se une al gran montaje de Deo Teixeira, quien asume la responsabilidad de generar, un lenguaje cinematográfico dinámico por medio de varios recursos tanto técnicos, narrativos como semánticos/ fílmicos, jugando en favor de la calidad misma de la obra. 

Podemos destacar varias ejemplos, pero algunas son particularmente interesantes, como la secuencia - ya en la parte final- del edificio, donde la cámara se interna en diversas acciones, en un mismo espacio pero asumiéndolo como exterior e interior, tanto las aceleraciones en exteriores, entre otras; una película que recurre a la retórica de la imagen como parte de su propuesta, que mezcla perfectamente lo técnico, lo efectista y lo estético, configurando una acertada puesta en escena, pensada tanto en la producción como en la posproducción, en donde tendría su mayor virtud; elementos que fueron destacados con varios premios en festivales tanto en Brasil como en el exterior.


Personalmente, veo en este trabajo de Meirelles/Olival, una gran propuesta narrativa, recursos audiovisuales  e historia que mezcla realidad y ficción en un mismo denominador, que no se aleja o tapa la verdad de la marginalidad paulista o de Brasil en general, sino que utiliza la comedia y estos recursos en favor de la propia narrativa.

Una obra audiovisual que critica, y se establece como una suerte de "parlante" que la da voz a la mujeres de la limpieza, todo bajo una acertada mise en scene, y juego narrativo, que supera - personalmente- a la obra cumbre del director brasilero Ciudad de Dios.

Zoom in: Ganadora de múltiples premios en festivales de cine brasilero y mundial

Montaje Paralelo:  Ciudad de Dios (2002)


                                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario