24 oct. 2013

PreHalloween: De aislamientos y otros seres



Aunque, a primera vista, dos películas como The Thing de John Carpenter y The Tale of two Sisters de Kim Jee- Woon, no tengan nada que ver en fondo y forma además de estar alejadas por casi tres décadas, no sólo en el tiempo sino en la estructura y concepción del terror, efectos y narrativa; sin embargo, es el aislamiento y la relaciones (sensaciones) humanas  las que priman en estos clásicos o representantes del cine de terror/horror.

Cada una de estas películas logra desenvolverse en su género, con sus estructuras, parámetros y cualidades propias tanto del cine fantástico que se formulaba en los años 80 al igual que en el "naciente" cine surcoreano y de los fantasmas de pelo negro y largo de la primera década del siglo 21; películas que tienen detrás de cámaras a dos directores, que, además de haber incursionado en diversos géneros también estipularon ciertos estilos de un cine en los que tenían cabida sus propias "huellas fílmicas". Tanto Carpenter como Jee - Woon, logran equilibrar los elementos fantásticos del terror y sangre - que cada una de las películas maneja- con las realidades humanas que estructuran el guión, guiones que nacen de otros géneros como el western, un género en el que claramente Carpenter ha basado su cine, y Jee -Woon en el drama casi telenovelesco con fantasmas de venganza y crítica social y familiar en el mismo espacio.

Aunque, en este post, la idea era mostrar cual de  las dos películas era mejor, en cierto sentido, cada una funciona en su estilo, y en especial logran asustar o provocar la sensación de aislamiento, paranoia y confusión, que finalmente son elementos que se conjugan acertadamente en los dos largometrajes; sin embargo, si en algo es coherente y mejor elaborado es el guión de Carpenter, en donde se estructura clara y lineal, donde el peso dramático está tanto en los actores como en sus propias relaciones, tensión y claro está, el choque de sus propias personalidades; elementos que aunque presentes en la película de Jee-Woon, se hacen confusos y difíciles de determinar por un guión manipulador, en donde las explicaciones son en algún punto más difíciles de entender que lo que queda a la imaginación del espectador. 

De Tale of Two Sisters, este cuento entre gótico, fantasmas y secretos de familia, es superior visualmente a The Thing, no sólo por su fotografía y dirección de arte  sino por su misma ambientación, pero no cabe la menor duda, que los efectos, maquetas y puppets, a pesar de los años, no le han restado a la película de Carpenter, y por el contrario estos elementos son complementarios a una gran historia de acción en donde los extraterrestres toman la forma de los seres vivos que tiene  a su alrededor, y la destrucción, monstruosidad cabe como reflejo de la psique humana, como los fantasmas y tenebrismo que abunda en la película oriental, donde cada uno de los elementos están en disposición de la crítica a las familias, sus secretos y oscuridades que no sólo están en esa alejada casa, sino en sus propias mentes, personalidades y hechos.

Dos grandes películas, perfectas para Halloween y dos clásicos contemporáneos del género del terror.

No hay comentarios:

Publicar un comentario