30 oct. 2013

15 MIDBOG: La Comunidad


                          "El que no sale nunca de su tierra está lleno de prejuicios."
                                                                                                     Carlo Goldoni 

Primera película/video documental que vimos en la 15 Muestra Internacional Documental de Bogotá, que inició esta semana (28 de octubre hasta el 1 de noviembre), y que trae alrededor de 40 producciones nacionales e internacionales sin una temática determinada pero sí, con varios puntos de vista, miradas y percepciones de la realidad de esta sociedad, en constante cambio, ideas y narrativas.

Como es habitual, la Cinemateca Distrital abre sus puertas a este tipo de eventos, donde la no fición, los materiales de archivo y el periodismo, tienen la palabra e imagen, como es el caso de este producto audiovisual chileno, llamado La Comunidad, documental periodístico que se acerca, testificando la vida de una comunidad que ha decido alejarse a las montañas y practicar una vida cristiana, ascética y liderada por la argentina Paola Olcese. Sin embargo, la muerte de una de las integrantes de esta comunidad religiosa, pone en tela de juicio no sólo a este grupo de personas sino a la cordura de su líder y estilo de vida. 


La periodista y realizadora audiovisual chilena Isabel Miquel, se integra a esta comunidad, y deja que la cámara de Eduardo Cruz Coke y Pablo Insunza, recorra esta parcela en donde el trabajo y la fe son el pan de cada día (nunca mejor dicho, ya que la comunidad sobrevive gracias a la venta de pan en la capital), estilo de vida que durante los cinco años de grabación, investigación y producción, se ve interrumpida por procesos legales, juicios y demás, debido a la muerte de Jocelyn Rivas, una de las integrantes de la comunidad, y en cierta forma el hilo conductor de este documental que neutralmente nos muestra a varias personas que han dejado atrás sus comodidades en nombre de sus creencias religiosas, sin embargo para el resto de la sociedad son: "una secta peligrosa"  y en cierta forma se levantan prejuicios sin fundamentos totales, intolerancias y estigmatizaciones.

Aunque, el tono del documental es bastante periodístico y las tomas y secuencias se limitan a la comunidad y los juicios, el trabajo fotográfico, muchas de las reflexiones de los personajes y ese aire "lavado de imagen" le brindan a este trabajo audiovisual, un contraste entre fondo y forma, que finalmente los hace mucho más interesante, ya no tanto como trabajo cinematográfico sino como reflexión de las contrariedades del ser humano, la sociedad y los aspectos religiosos -espirituales.



Uno de esos documentales, que dejan un sabor de boca extraño, en donde priman los diálogos y justificaciones de esta comunidad, sus contradicciones y su férrea disciplina religiosa; su utópico paraíso, que parece no ajustarse al establecimiento de la sociedad chilena; y una cámara que se adentra como memoria mostrándonos cómo viven, qué creen y piensan, pero las preguntas más importantes, sobre la cordura de éstos, la muerte de Jocelyn y las complejidades de estas comunidades queda en el aire, como la pureza del ambiente y espiritualidad.

Un documental para reflexionar sobre esa búsqueda del paraíso y alejarse no sólo de mundano y urbano, sino de los paradigmas de la sociedad, de lo filosófico y de lo establecido, pero bajo los preceptos de la fe, dogmas y demás; hacer el bien para conocer el bien..............

Zoom in: Después de finalizar la producción del documental, otro de los integrantes murió y se cuestionó nuevamente sobre la cordura de la líder y a la propia comunidad.

Montaje Paralelo:  Jesus Camp (2006)


No hay comentarios:

Publicar un comentario