18 jul. 2013

Iluminacja: La iluminación de Zanussi


"..... La iluminación no es efecto de un éxtasis. No es un éxtasis beatífico, un deslumbramiento, sino una intensificación del pensamiento. Para alcanzar este estado, se requiere tener una gran pureza del alma. Dicha pureza es más importante que las actividades de la mente." 

Krysztof Zanussi, es uno de los directores más personales del cine europeo, cineasta con formación científica y humanista,- es físico y filósofo-, un intelectual multidisciplinario que se plantea a través del medio fílmico, preguntas trascendentales sobre el hombre, dios, la ciencia, y que en muchos casos reflexiona desde sus mismos conocimientos y vida personal. Este polaco, que ha recibido varias menciones en festivales, y que ha realizados los más diversos audiovisuales en todos los formatos y géneros, también es un cineasta que busca en la ciencia y en el pensamiento un estímulo, un complemento del hombre, de la humanidad.

Si bien es cierto que Zanussi, no es un director demasiado conocido en nuestro país - en latinoamérica en general- si es un director con una larga trayectoria, y que a través de su singular y reflexivo cine, ha encontrado un lugar específico en festivales, y que con sus cualidades logra mostrar a un país, una ideología y un pensamiento crítico e intelectual sobre el hombre como ente social, psicológico, científico y espiritual.


Iluminancja (Iluminación) es una de las tantas películas que ha hecho el director polaco (son casi 50 películas en 5 décadas, en los más diversos formatos y géneros), sin embargo, y sin ser la película más conocida de este docente, físico y filosofo, Iluminación es un filme que si guarda o manifiesta los postulados que van a estar presentes en la filmografía de este director que no sólo comparte su visión del mundo a través del lenguaje fílmico, sino de sus ideologías socialistas, su marcado catolicismo, y principalmente la búsqueda del hombre, de su riqueza espiritual, tanto con la ciencia como con los principios religiosos. 

Escrita por el propio Zanussi, la película se construye como una narrativa que transita entre el ensayo fílmico y la reflexión (autoreflexión) humanística de un hombre entregado a la ciencia, y al placer de vivir, personaje encarnado por Stanislaw Latallo (el único papel de este director). 

Franciszek Retman (Stanislaw Latallo) indaga a través de la ciencia, de la física, la verdad no sólo de sí mismo sino del universo que lo rodea, sus inquietudes están a la par de los mismos cuestionamientos que el propio Zanussi se hace, y en cierta medida el personaje de Latallo, es parte de la vida del director polaco, de sus propios estudios y preguntas, además las inquietudes y el método científico que se plantea el joven estudiante se reflejan en la estructura misma de la película, con insertos e imágenes que apoyan y responden a diversas preguntas, hipótesis que se va generando en la cabeza del estudiante de física Retman/Zanussi.

Con una estructura fílmica que se puede asociar al collage cinematográfico de Dusan Makajevich (con quien comparte al socialismo como ideología) y al cine científico- que en los primeros años del cine tuvo cierta repercusión-, pero con la marcada personalidad y singularidad de este director polaco que ve en el cine una representación de los valores católicos y el pensamiento humano.




Es un director que presenta elementos que van a preponderar de forma simbólica en su obra, elementos como el sol y  el alpinismo, que en este caso no sólo actúan como motores narrativos sino que se atribuyen a la concepción estética del filme, apoyada por la calidad de la tomas del director de fotografía Edward Klosinski, uno de los principales cinematógrafos polacos (esta es su primera película con Zanussi y también fue colaborador habitual de Wajda), quien sabe traducir de forma lumínica no sólo el estado de los personajes sino la "iluminación" misma que Franciszek Retman reconoce al final de la película - y durante su mismo proceso de reconocimiento-; además logra captar lo que es habitual en el cine de Zanussi, una cámara que oscila entre los zooms y la quietud, que asume las limitaciones no sólo de la producción sino de la misma moral y abstinencia que proclama el propio director, y que se ve reflejado en el personaje principal, su entorno y en la misma narrativa, repleta de elipsis y progresiones temporales.



A pesar del sosiego de su narratividad, de sus planos estáticos, el cine de Zanussi, o por lo menos esta película logra acércanos a ese mundo intermedio entre fé y ciencia, que difícilmente en el cine tiene cabida, además los elementos simbólicos de sus cine, su estructura e insertos científicos, casi como pies de página o explicaciones a una pregunta, más que originales son elementos que nutren a la narrativa misma, y a la singularidad de este cine polaco, que se constituye en un cine, donde los tiempo muertos y la reflexión marcan el estilo tanto de contar la película como de estructurar a la misma; una película con cargada reflexión moral, pero con una arquitectura narrativa propia del método científico, repleta de ideas sobre la realidad, pero todo explicado por la "textualidad imagen"  de la ciencia y lo espiritual, que utiliza en el montaje el director polaco. 




Zoom in: El actor principal Stanislaw Latallo, murió muy joven, en una de las actividades que más utiliza Zanussi en su cine, el alpinismo. Además Latallo, fue un prometedor director de cine.
Los hermanos Coen tuvieron que haber visto esta película, por que mucho elementos se resaltan en su película A serious Man

Montaje Paralelo: Los misterios del organismo (1971) - Ciencia y Cine - A serious man (2009)

Película Completa: http://youtu.be/yNu9W9zCcz0


No hay comentarios:

Publicar un comentario