19 may. 2013

Vital: El elemento vital de Tsukamoto


                           "La muerte no es más que un sueño y un olvido".
                                                                             Mahatma Gandhi 

Shinya Tsukamoto, es, uno de los directores más importantes de la cinematografía japonesa, que además de las particularidades de su cine e historias, es un verdadero artesano y renovador del lenguaje fílmico, siendo uno de los mayores exponentes del cine no comercial, pero reconocido en festivales y por diversos seguidores, que hacen de sus películas, verdaderas obras de culto. Tsukamoto, es de los realizadores que se formó en el formato de 8 mm, que se apropió del arte, y los lenguajes no convencionales para gestarlos en su cine, donde el cuerpo y la decadencia de la sociedad se transmutan no sólo visual sino narrativamente.

El multidisciplinario director japonés- quien se alejo de la publicidad y sus comodidades narrativas y económicas- no sólo ejerce labores detrás de cámara, produciendo o editando sus películas, escribiéndolas o realizando la fotografía, dirección de arte; sino que es un actor que interviene en diversos proyectos o en sus propias obras, pero, con las libertades creativas  que logra imprimir en su cine; cine al que se le ha llamado cyberpunk, o representante del cyberpunk, donde el anime, y las influencias de Cronenberg y Lynch, se acomodan al universo personal de este director, que tiene a Tokyo, como fondo y la "despersonalización" como temática.




Vital, es una película del 2004, donde Tsukamoto, se plantea a través del amor y la muerte, un ejercicio que trasciende más allá de la simple historia tipo "love story", el japonés se inclina por un lirismo y estética, que se mezclan entre el mundo carnal/terrenal frío y en constante lluvia  y otro de ensoñación/memoria mucho más cálido donde los recuerdos se confunden con lo deseos de Hiroshi (Tadanobu Asano), el cual después de sufrir un accidente de tráfico y perder la memoria se dará cuenta que al volver a sus clases de medicina y prácticas de anatomía, está diseccionando el cadáver de su novia, la cual murió en el accidente de tráfico; los recuerdos, confusiones y obsesión se irán mezclando en el aislado mundo de Hiroshi, y en ese camino, en esos 4 meses de lluvia y soledad, Ikumi (Kiki) una compañera de clase, se irá enamorando y reconociendo los recuerdos de éste.

El papel que interpreta Asano, la lluvia y las particularidades estéticas tanto visuales como narrativas, son los grandes aciertos de este largometraje que dirige, escribe, edita y hace la fotografía Tsukamoto, como es habitual la música es hecha por Chu Ishikawa, resaltando el ambiente opresivo del filme, sus sonidos entre industriales, urbanos y teclados se irán diluyendo como la lluvia hacia un sonido más pop hacia el final del metraje, acorde al cambio mismo del largometraje.





Tsukamoto, logra darle personalidad a este filme, principalmente a nivel estético y lírico, no sólo con las ilustraciones o sketches que hace el personaje de Asano, sino las coreografías en los recuerdos/ensoñaciones de la exnovia de Hiroshi, una especie de danza con tintes surrealistas, que interpreta a la perfección Nami Tsukamoto (una bailarina profesional); además el trabajo fotográfico de Tsukamoto e iluminación de Keisuke Yoshida, es más que  un logro junto a la copiosa y dramática lluvia que sustenta el estado anímico de Hiroshi, y los personajes alrededor. Como siempre, Tokyo, es vista por el japonés como un elemento estético, fotografiada desde diversos ángulos y generando con ésta, las sensaciones de agobio y soledad, que tantos directores del país del sol naciente reflejan en sus trabajos.




El director japonés, nunca decepciona, de una forma u otra Tsukamoto, logra darle a sus películas los mas diversos giros o concepciones ya sea a nivel visual, musical, en el montaje y edición, o en sus historias, que a pesar de su linealidad y del constante uso del flashback, éste logra confundirnos, al mezclar pasado, recuerdos y presente en la misma línea de tiempo o secuencia, y más que descifrar lógicas o conexiones narrativas, el director se mantiene en una posición de autor, de artista, de singularidades que dan carácter a su cine, historias y demás.

Zoom in: La idea de la película se originó cuando Tsukamoto, vio a los estudiantes de medicina haciendo los sketches en las clases de anatomía.
En 2001 Asano y Tsukamoto compartieron el set como actores en la película Ichi The Killer.

Montaje Paralelo:  A snake of June (2002) - El elemento del crimen (1984)


No hay comentarios:

Publicar un comentario