26 feb. 2013

Boarding Gate: anti-thriller


La vida del director Olivier Assayas, ha estado vinculada al cine y la televisión no sólo por gusto y vocación, sino por herencia; hijo del escritor/director Jacques Remy, y vinculado a una de la últimas generación de la revista Cahiers du Cinema.

Este director francés, que tiene influencias de Robert Bresson, el cine oriental y cineastas galos, se mueve entre un cine personal - más no intimista-, géneros y la televisión, con algunos documentales en su haber, premios en Cannes y Venecia. Sin embargo, ha cultivado su propio estilo -no siempre bien recibido por público - que tiene como elemento fundamental la fotografía como elemento narrativo, sus conocimientos sobre crítica y alguna incursión en la experimentación narrativa y fílmica.


Boarding Gate es una película del 2007, escrita y dirigida por Assayas, que no tuvo mayor repercusión tanto para crítica o público, y que parece retomar el camino de Demonlover, otra película del francés, pero con un aire más cercano al thriller y el género policíaco, obviamente con los parámetros y cualidades de este director, que se decanta por una estética fría y desoladora que se refleja en la misma personalidad de los protagonistas.

Si bien es cierto, que el erotismo y el cine negro describen la personalidad de esta película, el francés se desliga de los arquetipos, no sólo narrativos sino del propio géneros o géneros- en este caso- y lo complementa con unos personajes moralmente incorrectos y alejados de tales estereotipos; en el caso de la pareja Madsen - Argento y la pareja oriental; además elimina las motivaciones de éstos, dejándolos en un limbo de sus propias decadencias y defectos.



Historia de espías corporativos, prostitutas de lujo, contrabando de drogas y personajes que viven al límite, como Sandra (Asia Argento), una joven que tiene una tormentosa y compleja relación con un magnate de las finanzas (Michael Madsen) y con su mundo de excesos.


Pues, a excepción de la fotografía de Yorick de Saux y ambiente que crea el director Assayas, son pocos los elementos a rescatar de esta película, por que, si bien es cierto que la belleza de Asia Argento, es una razón más que valedera para ver este filme, la historia de femme fatale entre heroína y victima, débil pero agresiva no sólo no funciona, no tanto por la presencia de Argento - quien realmente mezcla perfectamente glamour con sexualidad, y deseo con vulgaridad- sino por una mala factura de actuaciones, donde ni Madsen o la hija del director del giallo, funcionan; sus actuaciones resultan excesivas, fuera de toda credibilidad y finalmente es una película, con una rescatable fotografía pero lejos de ser un conjunto fílmico, con pequeños chispazos del directo galo.

Zoom in:Selección oficial para Cannes


2 comentarios:

  1. Me gusta todo el cine de Assayas, hasta el malo.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
  2. Yo, realmente he visto dos o 3 del francés, eso si debo reconocer , que lo que más me ha gustado han sido las protagonistas (femeninas)y la fotografía, espero ver más de este director. un saludo

    ResponderEliminar