13 dic. 2012

Cuadro a cuadro: El ciudadano Kane - El mito 1




"Si no hubiese sido tan rico, hubiera llegado a ser un gran hombre"

Más que hablar sobre una de las películas más importantes del cine norteamericano y mundial, o analizar uno de los largometrajes, que ha tenido toda suerte de estudios en diversas áreas, y por diversos autores; o hasta cierta medida, generar una opinión o interpretación a los:  "Rosebuds"........, o el -probablemente - sin número de artículos a favor y en contra, de un clásico de clásicos, que al día de hoy, se ve como una de las mejores películas de la historia, y opera prima de uno de los personajes más importantes, incomprendidos, alabados y mitificados de la cultura cinematográfica y popular americana; no deja mucho espacio para una opinión sesgada y altamente influenciada por tales estudios, artículos o ideas; sin embargo, ejemplificar la maestría de Welles y sus colaboradores a través de vídeos y fotos de rodaje, es mucho más factible y lúdico, para entender no sólo las capacidades técnicas y estéticas de las que se rodeó el señor Orson Welles, sino de entender  esa idea de la gramática cinematográfica.

Movimiento de Cámara:"Las imágenes iniciales muestran las verjas de la gran mansión del magnate Kane, presididas por el rótulo “no trespassing”. Esta prohibición hace que tengamos más interés por saber qué hay más allá y conocer qué se esconde dentro de esa casa de aspecto tan siniestro. La música de fondo, junto con las imágenes nocturnas y la iluminación tenebrosa, dota al lugar de un mayor misterio. Al comienzo del film vemos dos imágenes llenas de significado: la cámara, con un movimiento ascendente y con fundido encadenado que muestra la verja con el letrero de “no trespassing”, la otra, que muestra la estructura de las verjas. Es importante ver en esta última que las verjas son cada vez más cerradas: las primeras son de alambre, las segundas también de este material pero más tupido y, las últimas, de forja; es como si cuanto más nos acercáramos más grandes fueran las límites a traspasar. También significa que Ch. Foster Kane, propietario de aquel lugar se encontrara atrapado."  [1]

        
Elipsis: "Inigualables los montajes elípticos como las conocidas secuencias de la decadencia del primer matrimonio de Kane, en la que a través de una sucesión de desayunos separados por panorámicas en barrido se muestra la progresiva distancia del matrimonio, o el progresivo fracaso de Susan, el cual es comparado a la vida de una bombilla que lentamente se consume" [2]

 
Profundidad de Campo: "También es notable el trabajo con la profundidad de campo (la zona que abarca desde el objeto más lejano hasta el más cercano tomado por la cámara con igual nitidez, plenamente en foco). En esto tuvieron mucho que ver Toland y los encargados del decorado y la utilería. La profundidad de campo está íntimamente ligada a la composición del cuadro. Es magistral en este aspecto el uso del granangular, otra vez en gran medida gracias a Toland. André Bazin deliraba con el uso clásico del granangular porque, a diferencia de sucesivos planos detalle (que también habrían servido para describir la escena), le otorgan al espectador la libertad de pasear sus ojos por la pantalla a gusto, de tomar sus propias decisiones y no subordinarse a la del director. Escribió, en un artículo publicado en 1948: "Mientras que el objeto de la cámara clásica enfoca sucesivamente diferentes lugares de la escena, la de Orson Welles abraza con igual nitidez todo el campo visual, convirtiéndolo inmediatamente en campo dramático. La planificación no elije ya por nosotros lo que hay que ver, confiriéndole, por tanto, una significación a priori, sino que el espíritu del espectador se ve obligado a discernir (…)". [3]   

Contrapicado (angulación de Cámara): "Acompañando a esta estructura de collage, el film era del todo innovador en multitud de aspectos formales. Entre ellos, cabe destacar la espléndida fotografía de Toland, quien revolucionó el arte del cine con la utilización de planos con unos inquietantes contrapicados que, colocando la cámara en algunos casos a un nivel inferior al mismo del suelo, dejaban ver los techos de los decorados. Así, los interiores opresivos del Inquirer, se contraponen a los extensos espacios de Xanadú, la mansión en la que Kane morirá junto a toda su fortuna. Pero también aquí se deja ver la huella del director. A Welles le gustaba jugar con el espacio escénico." [4]




1. http://www.ucm.es/info/especulo/numero47/semiocine.html 2 y 4. http://www.miradas.net/0204/clasicos/2003/0307_ciudadanokane.html 3. http://cinematofilos.com.ar/2007/08/algunas-cuestiones-acerca-de-el.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario