2 sept. 2012

Colección 40/25: Joyas del cine colombiano



DVD 5

Alguien mató algo





En este quinto DVD de la colección 40/25, podemos apreciar una selección de cortometrajes y un documental, financiados y restaurados por la Cinemateca Distrital.

Alguien mató algo, es uno de los cortometrajes más conocidos de la cinematografía colombiana; firmada por el caleño Jorge Navas, que con un particular estilo "expresionista", donde el vampirismo y los social (gótico tropical) se filtran, logrando este gran trabajo, no sólo a nivel visual sino como narrativa cinematográfica.

Navas, se empapa del cine mudo y de la fotografía "expresionista" de Nosferatu y del mismo Dr. Caligari, para generar el ambiente del cortometraje, sin dejar de lado una visión de país, visos de realidad en un cuento corto de inocencia y oscuridad, donde Heriberta, una pequeña niña que quiere ser vampiro, que le teme a la vejez y parecerse a su religiosa madre, juega con el bisturí que legó de su padre, y la sangre es el mayor deseo de esta niña.....Pero Dios todo lo ve y todo lo castiga.

Navas ha dirigido unos cuantos documentales y el largometraje, La sangre y la lluvia.


La Cerca


Cortometraje, donde la memoria, los sueños y la violencia política del país, se traslada a dos personajes tan absurdos y complejos, como mucha de la violencia de este país. En este caso, padre e hijo, separados por una cerca y por las ideas personales.  La violencia parricida, que se acerca a una metáfora del conflicto colombiano enmarcada por la fotografía naturalista y atmósfera rural, son los elementos que Ruben Mendoza (La sociedad del semáforo) muestra en este cortometraje de una narrativa lineal y plana, pero que asume lo onírico como transgresión de esa realidad de país. Como señala la película: "recordar es morir".



Curso 29



Un documental con aire televisivo de gran calidad en su ejecución técnica y narrativa, que se apropia del curso para Bomberos donde varios jóvenes de la ciudad capital, buscan una oportunidad laboral y en su proceso encuentran un estilo de vida, una pasión, que se ve reflejada en las diversas pruebas, decepciones y temores que cada uno de ellos tiene.

De forma inteligente y convirtiendo la cámara de vídeo en testigo de las particularidades de este curso, el director Juan Manuel Piñeros, logra mostrar, lo que finalmente es la esencia de tal profesión.

Tal vez, el único defecto del documental, es la música de 1280 almas, que acompaña de forma errada y no le aporta nada ni a su narrativa o ambiente de la película.

Juan Manuel Piñeros es realizador del canal universitario de la U. Nacional.


No hay comentarios:

Publicar un comentario