4 jul. 2012

Estado Experimental del Cine Brasileño: Límite


Filme experimental brasileño de Mário Peixoto, quien en su primera y única incursión fílmica, se apropia de las vanguardias y de la poesía visual europeas. Emulando principalmente a Dziga Vertov y  los surrealistas, no sólo a nivel narrativo sino técnico y estético; abstracta y compleja, esta película es considerada una de las obras más importantes de la cinematografía experimental brasileña.


Más allá de sus cualidades, principalmente el montaje y fotografía; la densidad de su propia historia,- algo así, como las confesiones psicológicas de 3 náufragos (un hombre y dos mujeres)- y su excesiva duración son difíciles de asimilar en un largometraje donde las conexiones y la lógica, difícilmente aparecen; es realmente un ejercicio de resistencia mental, no sólo por su complejidad sino por el excesivo metraje abstracto y sin ninguna conexión aparente.


A pesar de todo esto, el montaje muy cercano al "hombre de la cámara" y algunos recursos narrativos, técnicos y de cámara, son más que suficientes (además de ser considerada una película de culto y obra maestra brasileña) para tener en cuenta este complejo ejercicio de misticismo y en buena medida documento históricos no sólo de las vanguardias brasileñas sino de su propia realidad.


Esta muestra  pertenece al "ciclo" de Estado experimental del cine brasileño, con apoyo de IBRACO y la Agencia, y la curaduría, es llevada a cabo por Dalila Camargo Martins.


Zoom in: Peixoto filmó esta película a los 20 años, después de haber regresado de Europa y empapado conceptualmente de las vanguardias del "viejo continente".


No hay comentarios:

Publicar un comentario