5 ene. 2012

Infernal Affairs



Cine de traiciones, mafias y policias, con el estilo y dinamismo visual hongkonés, y trabajado bajo el parámetro de "star system" de esta industria cinematográfica; pero, por encima de este generalísimo contexto, Infernal Affairs es o fue una de las grandes producciones del cine hongkonés no sólo por sus características de éxito (mercadeo), sino por la reunión de varios elementos tanto técnicos como conceptuales, que le abrieron el camino a premios y éxito comercial.

Con notables actores- estrellas (músicos, actores, etc)  de la industria, encabezada por el muy reconocido Tony Leung (actor fetiche de Wong Kar Wai) y Andy Lau (actor fetiche de Johnny To), entre otros; una excelente dirección de fotografía por parte de Wai Keng Lau, pero supervisada por el genial Christopher Doyle,  una dinámica y entretenida narrativa propia del cine de acción oriental, pero con la gran virtud de desprenderse de contextos morales abriendo posibilidades narrativas y argumentales más interesantes y mejor desarrolladas.


Un argumento que puede sonar a una película ya vista: dos infiltrados, uno en la policia y otro en la mafia, se juegan sus cartas para lograr salir de mundos a los que no pertenecen y desenmascarse. Sin embargo; más allá de la historia de traiciones y de buenos y malos, Infernal Affair es un juego de roles donde se replantea la moralidad de los personajes; y en este caso con un amoralísimo final, se juega la carta con la mayor virtud de este filme, su amoralidad y obviamente su calidad técnica y narrativa de acción.

En lo personal y de forma subjetiva, creo que Infernal Affairs, a pesar de sus estereotipados elementos de cine de acción hongkonés supera (en comparación) a The Departed, no sólo en cuestiones estéticas sino en su inteligente y amoral guión, y que sólo la actuación de Jack Nicholson y el pulso de Scorssese hicieron que Los Infiltrados (en español) tuviera algún punto de mayor calidad o sobresalir por encima de la original, pero no con demasiada superioridad.

Dirigida por Andrew Lau y Alan Mak


Zoom in: Infernal Affair y su éxito comercial hizo que Warner Bros, comprara sus derechos, su remake The Departed: Aunque con obvias diferencias The Departed es una copia y re-encauche de la película hongkonésa, y sin embargo, no se le dió los créditos suficientes por parte del señor Martin Scorssese.


Andrew Lau fue director de fotografía de Wong Kar Wai, y su influencia en notable es este filme.


La banda sonora o algunas de las canciones estás hechas por los actores principales (algo común en este tipo de producciones)


Innumerables premios en Oriente y dos secuelas débido al éxito comercial.


Montaje Paralelo: The Departed (2006) -  Eastern Promises (2007)



No hay comentarios:

Publicar un comentario