27 dic. 2011

Blow Up



Es contradictoria mi posición frente a Blow Up de Antonioni, por un lado creo que la fotografía y las magistrales composiciones de Carlo Di Palma (aunque conceptualmente es puro Antonioni) al igual que la edición y ritmo (visual) son estupendas y es un claro e interesante retrato del Londes de los años 60´s; aún más lo mejor de Blow Up, es la sensación de estar en una constante fotografía que sólo cambia de escenarios, pero aún así la narrativa y la historia en general son tan particularmente Antonioni, que más allá de confundir, la historia abre tantas posibilidades, menos una "dentro de la película" es multinterpretativa pero abre más un vacío narrativo (que parece estar más allá del mismo público). A pesar de todo, y que no sea un particular admirador de Antonioni, de lejos no sólo "puede" ser la mejor del italiano y la fotografía en este caso supera cualquiera de los prejuicios que tenga sobre este director.

Obviamente es inevitable dejar en el tintero que Blow Up, está basada libremente en las Babas del Diablo de Cortazar, quien además hace un cameo (fotográfico) en la película, además el protagonista se basa en un célebre fotógrafo de modas inglés.

Blow Up tanto en su estreno como hoy en día, es una película que despierta sensaciones contradictorias, un filme de amores y odios por igual; de la que se ha escrito bastante y se abren muchos interrogantes y algunos puntos en común sobre la interpretación de la imagen y la línea entre la fantasía y la realidad como un elemento fotográfico (qué pasaría si? - la ampliación de la fotografía (Blow ups) llevan al ojo a percibir elementos que dificlmente se verían e a primera vista, etc) 

Sin embargo, subjetivamente alabo la genial estética del filme y me reservo frente a la historia y narrativa, puntos que con Antonioni aún no logro adaptar.

Crítica: Seguramente conocerán Vds. esa leyenda urbana que afirma que una vez un tipo vio una película de Antonioni hasta el final. Evidentemente es un bulo, porque las películas del director italiano son tan densas, y los temas que tratan poseen tal gravedad, que nada -ni la luz, ni el tiempo, ni el aburrimiento- puede escapar a su fuerza de atracción; por tanto carecen de todo principio o final, y son, consecuentemente, infinitas y eternas, como Dios o la resaca de la sangría. Uno no ve una película de Antonioni: es absorbido por ella. Una sinopsis estándar de ésta diría algo así como: "Durante un verano del Swinging London de los 60, un fotógrafo de modas cree haber registrado un asesinato con su cámara. Su deseo de conocer qué ocurrió en realidad le llevará a un viaje…", etc. Sin embargo, como no podía ser de otra forma estando basada en un cuento de Cortázar, en esta película hasta la realidad es engullida por un agujero negro. De modo que, siguiendo la lógica cuántica, hay en ella un crimen sin víctima, una trama sin acción, efectos sin causa y una historia sin sentido. Por todo lo cual resulta indefectible y absolutamente hipnótica. (Daniel Andreas: FILMAFFINITY)


Zoom in: 1era película e inglés y fuera de Italia de Antonioni
              Posteriormente al estreno de la película, el director confesó que necesitaría
              otra película para explicar el significado de la misma (Wikipedia)
              Palma de Oro en Cannes (1966) entre otros

Montaje Paralelo:  Peeping Tom (1960) - Ventana Indiscreta (1954)






1 comentario:

  1. Una cinta un poco complicada en su trama, hasta parece que fuera un documental sicodélico de esos años 60....a todas luces un claro ejemplo de un cine europeo.
    Pero más allá de esa complejidad que trae consigo este film no hay que despreciar la mano de director del controvertido Antonioni.

    ResponderEliminar