16 sept. 2011

El enigma de Gaspar Hauser


A pesar de los premios, la dirección de Werner Herzog , y de la actuación de Bruno Schleistein, El enigma de Gaspar Hauser es una película que cabalga entre la pelicula histórica (muy bien recreada y ambientada), y una antropológica visión del aislamiento social, pero que no logra encajar demasiado bien en las dos posiciones, aún así las reflexiones del personaje principal y el entorno de la sociedad, es interesante, junto a los elementos visuales que acompañan el relato fílmico,  (para mí) no existe una empatía como producto en general. Sin embargo; técnica y estéticamente es una película cuidada, y lograda.

Es cierto, que puede recordar al "Hombre Elefante" de Lynch (finalmente son tomadas de la vida real), pero en mi concepto no logra atrapar, ni en lo sentimental o en lo estético.

Con Gaspar Hauser, funciona mucho mejor, la lectura alrededor del filme, las taras, y deficiencias del propio actor que interepreta al personaje principal, el trasfondo de crítica a la sociedad; la visión humanista de esta situación, y de cierta forma un estudio al autismo y el aislamiento, pero, en este caso (y de forma absolutamente subjetiva) no llega a un grado de satisfacción como el John Merrick de Lynch u otros "outsiders" del cine.

La escena: (sobre la lógica)
"Bueno, Kaspar, sé que el problema es difícil y por ello voy a explicarte cuál es la solución: la pregunta debe incluir la doble negación. Así obligas al mentiroso a decir la verdad pues lo conduces a la identidad de lo absoluto. ¿Lo ves?"


Kaspar piensa unos instantes y le responde:

-"Yo sé otra pregunta".


El profesor consternado le dice:

-"No existe otra pregunta para solucionar este problema. No la hay según las leyes de la lógica".


-"Claro, yo conozco otra pregunta" -insiste Kaspar-.


-"No puede ser, pero di que piensas".


-"Yo le preguntaría al caminante si es una rana de pantano. Si viene del pueblo de la verdad contestaría que NO puesto que siempre dice la verdad pero si viene del pueblo de la mentira diría "SI, créame que yo soy una rana" porque tendría que mentir. Así sabría yo que él viene del pueblo de la mentira".


-"No, no es así Kaspar. Yo no puedo aceptar esa pregunta. No guarda relación con la lógica. No está bien. Existe una sola pregunta y no es la que tú dices.


La lógica concluye y no describe. Lo que tú has hecho es una representación y las representaciones no corresponden a la lógica. La comprensión no es lo definitivo...lo fundamental es la conclusión. Como profesor de lógica y matemáticas no aprendí a comprender sino a concluir. No, no, bajo ningún concepto puedo aceptar tu pregunta como válida. No sirve. No"

Apuntes: De cierta manera,  entre más leo y reflexiono sobre el filme, y recuerdo algunas escenas, tiene muchas más cosas rescatables y elementos positivos, no sólo en lo técnico, sino en lo estético, filosófico e intelctual y que finalmente como conjunto, hacen de un filme interesante, pero que no logra encajar con la idea que uno tenía o simplemente:  hay días en que es mejor no ver cine, o ver algo más ligero.







1 comentario:

  1. Hola,
    Me gusta mucho el Herzog de esa época, aunque reconozco que es un tipo de cine que sólo se puede ver en momentos muy concretos. Sin ser redonda, probablemente ninguno de sus filmes lo sea, creo que "El enigma de Kaspar Hauser" es magnífica, de lo mejor de su obra.
    Saludos desde "Esculpiendo el tiempo".

    ResponderEliminar