14 jun. 2018

Cine Palomitero: La Liga de la Justicia


                 "Hay héroes entre nosotros. No para hacernos sentir más pequeños
                  sino para recordarnos lo que nos hace grandiosos."

Nueva entrega del universo DC, en este caso, una continuación del Batman Versus Superman (Sneyder), y la reunión de los diversos personajes que pertenecen a dicho universo, es decir los metahumanos que está reuniendo Bruce Wayne para salvar al mundo de una catástrofe total. Con esta quinta parte del Universo extendido de la DC, no sólo se integran todos los personajes para combatir a Steppenwolf y sus parademonios sino que vemos las posibilidades de cómo éstos funcionarían como equipo. Dirigida nuevamente por Zack Sneyder aunque finalizada por Joss Wheedon, ya que la hija del primero, murió durante la producción, y el encargó pasó a manos de éste, director que no sólo ha tenido una basta experiencia en este tipo de obras sino que además participó como guionista de ésta. 



El guión escrito entre Chris Terrio (Argo) y Joss Wheedon (Buffy, la cazavampiros, The Avengers, Serenity, entre otras), es la reivindicación de Batman/Bruce Wayne (Ben Affleck) no sólo por el acto desinteresado y sacrificio de Superman sino por su nueva fe en la humanidad, reflejada tanto en sus cercanos como en los metahumanos a los que está reuniendo para evitar un mal mayor, en este caso asumido por la figura de Steppenwolf y la destrucción del mundo, como ya había sido evitada en la antigüedad por los grandes dioses y humanos, ahora representados por Diana Prince/Wonder Woman (Gal Gadot), Aquaman (Jason Momoa), y otros seres poderosos. En esta búsqueda, reflexión y reconciliación, se irán uniendo personajes como  Flash/Barry Allen (Ezra Miller), Cyborg (Ray Fisher) y otros, no sólo tratando de salvar al mundo sino a sus propias y personales tragedias, que en un principio será punto de conflicto entre éstos, y más adelante, les llevará a tomar una decisión tan poderosa como es la de revivir a Superman, con la tecnología extraterrestre que está destruyendo el mundo.

La reunión de los poderes y la aceptación de las complejidades de éstos, los llevará a vencer a Steppenwolf pero podrá existir un verdadero equipo de la Justicia.



Hablar o escribir sobre dirección de fotografía en esta obras, es casi un debate: hasta donde van los efectos CGI y el trabajo de cámara, luces y composición, cuánto de la fotografía se le debe a la colorización y posproducción y demás preguntas que suscita este cine de superhéroes y barroquismo visual creado por computador;  pero en este caso es aún más discutible, ya que Sneyder estuvo supervisando en la producción y Wheedon en la posproducción el trabajo de Fabian Wagner, un alemán con poca experiencia cinematográfica, del mismo estilo y más conocido por sus colaboraciones en la televisión.

El trabajo sonoro, el montaje a varias manos de Brenner, Person y Walsh, así como los referentes técnicos son de calidad pero excesivos en su tratamiento, y posiblemente, como viene siendo habitual en el trabajo de Sneyder/Wheedon, la realidad peca por su ausencia, y esto lo vemos en las escenas de acción, decorados, ambientación y hasta en el mismo sonido, donde lo único que no está alterado son las voces de los actores. 


A destacar las actuaciones, el humor por parte de Ezra Miller y la presencia extraña de Jeremy Irons, un Alfred tan alejado del concepto original, que funciona es por su actuación. De resto, tan entretenida como superficial, que en su débil guión lo que es más sólido es el diálogo y no la historia. Para ver con palomitas de maíz y acabar un domingo de descanso.

Zoom in: Aunque duplicó sus ganancias, para Warner fue un fracaso en taquilla, y se suspendieron otras secuelas, continuaciones y demás de dicho universo, a excepción de las obras individuales. 

Montaje Paralelo: Siperhéroes - Universo expandidos


No hay comentarios:

Publicar un comentario