5 mar. 2017

Trumbo: La caza de brujas de Hollywood


              "Su principal logro [del senador McCarthy] ha sido el de confundir a                                               la opinión pública, entre las amenazas del comunismo."
                                                                                                   Edward R. Murrow

El trabajo del director estadounidense Jay Roach, es conocido principalmente por sus colaboraciones con comediantes como Mike Myers o Ben Stiller, y la producción de varias obras con ese mismo estilo, además de sus películas para la televisión que han recibido varios premios, nominaciones y buenas críticas. Aunque su punto fuerte es la comedia histérica y exagerada, también ha logrado involucrarse en el drama político, tanto en la televisión como para la pantalla grande, como lo fue su película Trumbo, la más conocida y mejor recibida por crítica y festivales. 

Roach, guionista, productor y director, graduado como economista y productor de cine de las universidades de Stanford y California, ha tenido una sólida carrera, consolidada en las sagas de Austin Powers, los Fockers  y su biopic Trumbo, uno de los llamados "10 de Hollywood", y uno de los mejores guionistas que cayó bajos las redes de la "caza de brujas" en plena Guerra Fría.


Con guión de John McNamara, reconocido escritor, productor y creador de programas televisivos, que basándose en el libro de Bruce Cook, Dalton Trumbo, nos acerca a esos años en los que este guionista y escritor fue perseguido por el macartismo y el miedo al comunismo que se vivió entre las décadas del 40 y los años 50.

Biopic al uso, que sin negar sus influencias televisivas, cumple en sus reflexiones y "solidaridad" del oficio cinematográfico, no sólo encumbrando la figura de Trumbo sino haciendo más antagónicos a los veían en estos escritores y cineastas, como verdaderos enemigos de los Estados Unidos; porque finalmente Trumbo, nos acerca a esos años en los que la exitosa carrera de este guionista se ve truncada por el miedo al comunismo, y por una serie de poderosos de la industria que vieron en ese "conflicto" otra forma de hacer más dinero. Con mucho drama, algunos toques de humor, este guión lineal y de relativos salto temporales, juega en favor tanto de la actuación de Cranston como en reivindicar la figura de este guionista y escritor, que pasó por ese purgatorio y penoso evento en la historia del cine como lo fue el macartismo, los 10 de Hollywood y una cacería de brujas, que dejó a muchos en la peores situaciones.


   
Aunque técnicamente correcta, no se destaca demasiado el trabajo de Jim Denault, cinematógrafo que además de varias series de televisión, TV movies, a trabajado en más de una oportunidad con Jay Roach, eso no quiere decir, que no tenga elementos importantes dentro de la fotografía, principalmente los del juicio o el final del largometraje, pero son pocos los riesgos los que se corren durante el trabajo.

Sucede lo mismo con el trabajo de Theodore Shapiro, un músico reconocido en el cine comercial, que entrega piezas de gran calidad, pero que no hacen demasiada diferencia con otras bandas sonoras.

Un poco más interesante resulta el trabajo de montaje y edición, punto fuerte en las películas de Roach, no sólo como parte de la narrativa o sus mismos efectos dramáticos, sino como valor técnico y estético, afectando positivamente al relato, dándole más fuerza y ritmo a éste.



Pero obviamente, el que se lleva todos los honores es Bryan Cranston, no tanto por su parecido físico o sobria actuación, sino que por el contrario, asume totalmente el personaje de Trumbo, lo adadpta a su estilo, y crea un nuevo Trumbo, que funciona bastante bien tanto para la crítica, nominaciones y el mismo público. 

Eso no le resta, a las buenas actuaciones de John Goodman, que parece especializarse en los papeles de productor de cine, a Elle Fanning, Helen Mirren, como la despiadada periodista del chisme y demás, que se integran bastante bien al estilo de la obra.

Aunque no diste demasiado de otros biopics, el simple hecho de reivindicar la figura de Trumbo, de acercarnos al mismo contexto de la "lista negra", de hacer una crítica somera, pero critica a esos mismos hechos, hacen de esta obra, un trabajo por lo menos instructivo, y cercano, a la segunda parte de la vida de este guionista, que le dio todo un sentido a los seudónimos y la entrega al trabajo.

Recomendada, en varios sentidos, pero principalmente para la historia del cine, no tanto como un documento fidedigno, sino como un acercamiento a tales sucesos.

Zoom in: Fue seleccionada en la sección de presentaciones especiales del 2015 Toronto International Film Festival. El desempeño de Cranston le valió una nominación a los Premios Óscar al Mejor Actor. (wikipedia)

Montaje Paralelo: Biopic 




   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada