8 dic. 2016

10 Festival de cine de Villa de Leyva: Paciente



                      "Paciencia: forma menor de desesperación disfrazada de virtud."
                                                                                                       Ambrose Bierce


Aunque con bastante atraso, voy a escribir sobre el único largometraje que tuve oportunidad de ver en mi primera - y espero que no única- visita al Festival de Cine de Villa de Leyva, festival absolutamente independiente, del que extrañé charlas sobre el tema u otro tipo de eventos, pero que cumplió con mis expectativas, principalmente con este documental transmedia llamado Paciente, trabajo que ha recibido diversos premios y aceptación, no sólo por acércanos a la lucha de una madre y la enfermedad de su hija, sino a la realidad de la salud colombiana - que tampoco se aleja de otras latitudes-, pero ante todo por su respetuosa mirada a una tragedia de la vida diaria, que es en cierto modo, una de las premisas de esta obra dirigida por Jorge Caballero, cineasta del que conocía su documental Nacer, diario de maternidad, y de quien podemos escribir que es un realizador que trabaja entre Barcelona (España) y Bogotá, que ha realizados diversos oficios para la televisión española, y una serie de documentales bastante humanos que se alejan de la entrevista, de la voz en off y de la imagen de archivo, optando más por un trabajo observacional, ofreciéndonos la cámara como parte de nuestra mirada o por lo menos a sido así en los dos trabajos que he visto de este guionista, productor y director nacido en Bogotá, que ya cuenta con bastantes avales en su corta carrera soportada por la productora Gusano Films. 

El trabajo de Caballero, que no se puede definir en una sola línea, ya que a realizado experimentales, trabajos para la tv, documentales y demás, además de editar y producir para otros, también ha forjado ciertos créditos en los lenguajes transmediales y otro de difusiones con su propio trabajo, como lo es Paciente, que es una experiencia, en este caso de no ficción, que también está integrada a una plataforma web e interacción con el público, pero obviamente en el festival vimos el producto más tradicional como lo fue este documental.



Si uno busca en el diccionario la definición de paciencia/te, se encuentra con varias acepciones, como el adjetivo de tener paciencia, la persona que está bajo el cuidado médico, del latín, padecer o soportar, o la persona que aguarda el paso del tiempo,  todo ésto está presente en el documental de Caballero, que sigue como un testigo, los pasos de una madre cuidando a su hija con cáncer; esta paciencia/te no sólo se refiere al amoroso cuidado de esta mujer sino a la capacidad de soportar por parte de ésta, todos los inconvenientes administrativos, logísticos y demás de la salud colombiana. Porque Paciente, también es eso, un homenaje triste pero conmovedor sobre la lucha de una madre por el bienestar de su hija,  un retrato íntimo y respetuoso que hace uso de la cámara y de la posición de ésta para colocarnos a la altura de esta mujer y de quienes esperan pacientemente a ser llamados en su turno a una cita médica, un medicamentos y demás situaciones conocidas en el país, pero que tampoco se deben alejar de las realidades de otras latitudes.

Paciente, para resumir, es Nubia, esta abnegada mujer que recorre los pasillos de un hospital bogotano, en búsqueda de las mejores condiciones para su hija, y que cada paso que da, parece estar obstaculizado por la burocracia, trámites y por la misma enfermedad de su hija.

Aunque no podamos hablar de un guión en documental, en este caso la investigación y la estructura de la obra está pensada y concebida por Carol Ann Figueroa - que ya ha pasado por este blog con La Górgona, Historias Fugadas y unas fotos en el MIDBO-; Figueroa, comunicadora social de profesión y especializada en cine, no sólo se ha hecho conocida por sus guiones documentales sino por su trabajo periodístico en diversos medios, que parecen tener en común, el lado más humano de la historia, como termina siendo la construcción de Paciente.



Si bien el trabajo fotográfico está supeditado por el ambiente del hospital y uno que otro exterior, donde realmente destaca el trabajo de Caballero y de Lukas Jaramillo (director de fotografía y camarógrafo) en el uso de la cámara tanto conceptual como estéticamente, por que la posición de ésta para acercarnos a las vivencias de Nubia, a su propia mirada, por el manejo respetuoso de los planos en los que aparece la hija de Nubia, la delicadeza en cómo se ubica la cámara para evitar dramatismos innecesarios y manipuladores, tienen mayor preponderancia que un gran diseño fotográfico pero aún así, no descuida lo esencial y básico de esta área. 

También cabe destacar el sonido de este documental, que sí bien es de estilo observacional, no se aleja de las entrevistas, pero en este caso convertidas en las reflexiones y el pensamiento en voz alta de Nubia y en esto, es bastante asertivo el director Caballero, como ya lo había hecho en Nacer; logrando de manera efectiva, acércanos a los diálogos, pensamientos, ideas y demás que se van vislumbrando en esta obra.

Como ha sido habitual en la obra de Caballero, éste edita o hace el montaje de sus documentales y productos audiovisuales, que además se hace destacable por cómo estructura su obra,  porque empata de forma inteligente las secuencias, como se puede ver en la muestra de las radiografías, en el transitar de Nubia por los pasillos, en la interacción con su hija y demás, estableciendo unos paralelismos bastante acertados. Al igual que esos "fuera de campo", que le dan gran soporte al trabajo, porque, siendo dramáticos, no manipulan al espectador, y es un recurso audiovisual o del lenguaje audiovisual, que tiene mucha fuerza en este relato, y que va a soportar tanto las lágrimas como algunos momentos esperanzadores de esta obra.



Uno de los mejores documentales que he visto, no sólo por la temática sino por el manejo del mismo trabajo, respetuoso en fondo y forma, que logra no sólo acercarnos a una madre cabeza de hogar con una "paciencia infinita" sino al sistema de salud del país (Colombia), además de involucrarnos y hacernos participes de la lucha "callada", abnegada pero lucha al fin y al cabo de esta mujer, que nos hace sentir el drama tanto de la burocracia médica como de la enfermedad.

El trabajo transmedia también es bastante interesante, y logra complementar bastante bien al producto documentativo. Uno de esos documentales que deben ser vistos, no sólo por lo que cuenta, sino cómo se cuenta, y porque Nubia, la protagonista del documental, se convierte en un modelo a seguir como madre, mujer, colombiana, y en eso Caballero, se sabe jugar muy bien las cartas, con todo el respeto y sensibilidad, que puede demandar una noficcion.

Zoom in: Además de la participación en varios festivales también ha ganado en otros, principalmente en Guadalajara, en Toulosse y el festival de la La Havana.

Montaje: Nacer - La Hortúa 

Link:  http://pacientedoc.com/



No hay comentarios:

Publicar un comentario