24 jul. 2015

Rivers and Tides: Esculpir el tiempo


                                             "Busco a un tiempo lo eterno y lo efímero."
                                                                                           Georges Perec
Tercera o cuarta vez que veo este documental, no sólo uno de mis preferidos por la factura del mismo, sino por el tema que toca entorno a la esculturas efímeras de Andy Goldsworthy, quien no sólo reflexiona acerca de su obra sino del mismo tiempo, la perdurabilidad del material, el lirismo de lo fugaz y el desarrollo del entorno con su propia obra. El largometraje dirigido por el alemán Thomas Riedelsheimer, quien principalmente se ha dedicado al mundo del documental -haciendo desde cámara hasta producción-, es uno de los realizadores europeos que mejor han puesto en escena al arte en sus más diversas manifestaciones como lo hizo con este multipremiado documental.

Riedelsheimer, hace un retrato íntimo y pausado del artista del landart Andy Goldsworthy, quien no sólo se debe enfrentar a las complejidades de su propia obra, de los materiales que utiliza, del clima o del más mínimo movimiento, sino de su propia esencia, cada obra está establecida como una particular escultura del tiempo, donde el fracaso, y  volver a su esencia (reintegrarse a la naturaleza), es casi fundamental en tal proceso, que vemos a partir de la cámara del mismo director; algunas entrevistas pero ante todo, enfoncándose en el trabajo del artista inglés, donde la paciencia, el detalle y a la vez la improvisación, y el azar de lo poético, confluyen en varias secuencias. Este acompañamiento que hizo durante un año el director alemán al trabajo de este escultor, no sólo se ve reflejado en la construcción de estas obras sino en sus propias ideas, en su proceso de trabajo, su vida familiar y demás entornos que afectan tales esculturas. 

Goldsworthy, más que entrevistas le habla directamente a la cámara, al director, al público, y empieza a reflexionar sobre su trabajo, sobre su vida y la filosofía  de lo que realiza, por que cada escultura, además de la obvia complejidad, está enmarcada en toda una asociación de las propias creencias de este hombre, y éstas, la obras se empiezan a traducir en "monumentos" sobre la misma humanidad, sobre lo artesanal, la manufactura, el tiempo y de una forma bastante lírica, sobre el cuidado de la misma naturaleza.




Además del gran trabajo fotográfico y montaje del director, es la música del multinstrumentista Fred Frith, lo que mejor acompaña a esos procesos en los que cada piedra, hielo moldeado, raíces, petálos u hojas se empiezan a transformar en tales esculturas que serán engullidas por la naturaleza, por el tiempo y por su propia autonomía; porque en cierto modo lo que sucede durante este metraje, es una metáfora sobre la temporalidad de nuestro entorno, y ese diálogo, el de las imágenes y el de la propia voz del escultor, se van moldeando en esos huevos de piedra, serpientes de hielo y como el mismo Goldsworthy dice, en ese transito, en ese camino que es el río, y que parece ser la narrativa de sus mismas esculturas.

La compañía que se hacen escultor y director, traza un camino entre Canadá, Japón, Estados Unidos y el mismo hogar del inglés, donde vemos sus primeras esculturas, la fotografía como registro, su cercanía a la ecología desde su obra y su concepción del mundo, y en cada estación, cada país, Goldsworthy, nos hace asimilar el poder de la fugacidad, del volver a la tierra, que es las mejor reflexión que deja este artista, que con sus manos, forma verdaderos "monumentos de belleza."


Cada vez que veo este documental, encuentro cosas, detalles, nimiedades que lo hacen aún mejor, las palabras de este escultor - que un principio no había entendido, por que lo vi sin subtítulos-, los ideales de su obra, la música, la narrativa entorno al río, que parece ser la estructura preferida del escultor, y demás elementos, que siguen haciendo de esta obra audiovisual, una de las mejores para mí, una gran reflexión entorno a lo huidizo del tiempo.

Zoom in: Ganador en diversos festivales de documental alrededor del mundo.
Es hasta el momento el único documental u obra audiovisual- autorizada- por este escultor.

Montaje Paralelo: Waste Land (2010) - Arte de la Tierra

Ver película: Rivers and Tides


No hay comentarios:

Publicar un comentario