8 oct. 2014

Z Channel: La obsesión cinéfila

                 
                       "No hay final. No hay principio. Es sólo la infinita pasión de la vida."
                                                                                                               Federico Fellini


Alexandra "Xan" Cassavetes, además de ser la hija del gran director independiente John Cassavetes, es una directora que, a pesar de sólo haber realizado dos largometrajes, con éstos ha recibido el aval de la crítica y festivales; esta actriz, directora en plena formación y escritora, ha sido influenciada tanto por el cine de su padre como por el de Dario Argent, en cierta forma, por el cine europeo de los años 70, sus estéticas y concepciones, que esta newyorkina plasma de forma inteligente en sus trabajos.

En esta ocasión, vamos a reseñar su primera obra, un documental para la televisión, que no sólo tuvo gran éxito sino que estuvo nominado en algunos festivales; un documental que no sólo es la obsesión de un hombre por el cine, sino la obsesión cinefila, esa magnifica obsesión, que es el nombre de este trabajo, Z Channel: Una magnifica obsesión.


Escrita o analizada por la propia directora, este desconocido pero a la vez interesante documental, nos presenta la historia del Canal Z, canal que en la década de los años 70, parte de los años 80 y algo de los noventa, se convirtió en la gran alternativa para ver cine por televisión. Este canal, que sólo tenía difusión en Los Angeles, California, empezó a tomar un aire de culto cuando el programador Jerry Harvey, ingresó a las filas de éste; es a partir de este personaje que el documental toma dos rumbos, el primero que es la celebración del mundo cinematográfico, del amor por éste, y por tal razón vamos a ver las entrevistas de Tarantino, Jim Jarmusch, Alexander Payne o Robert Altman u otros directores más cercanos a Harvey, que nos van a ingresar por esa pasión que sentía este hombre pero también, por sus oscuros y recónditos caminos, que finalmente lo llevaron al asesinato de su segunda esposa y suicidio. 

Sin embargo, el trabajo de esta directora se centra mucho más en mostrar, lo que este canal hizo por el cine, no sólo estadounidense sino por el europeo - y otros-, por directores desconocidos y por darle al público las versiones completas de las películas y eso que ahora llamamos director´s cut, en cierta forma una visión vanguardista y respetuosa de Harvey por los trabajos de muchos de estos directores, que fueron censurados, maltratados o "descuartizadas" sus obras con fines comerciales, pero fallando en el resultado; Harvey, un hombre obsesivo pero inteligente, hizo de este canal lo que muchos soñaban o querían ver en la pantalla de televisión, películas sin cortes, películas diferentes y críticas con estilo que se fueron sumando al trabajo de Harvey, en la revista del mismo nombre del canal, avalada principalmente por F.X Feeney - crítico y guionista- y por otras personas que tenían el mismo feeling con el séptimo arte.



Ya directamente hablando de Harvey, nos encontramos con un personaje extraño, - que sólo va a salir en fotos y vamos a escuchar solamente su voz en una entrevista que se le hizo en un programa de radio- un cinéfilo en palabras mayores pero a la vez un hombre melancólico y complejo, con una niñez y familia disfuncional, y ante todo un hombre que en la oscuridad de su mente, se iba alimentando de todas las complejidades que estaban formando con el éxito del canal y con los antecedentes familiares - su hermana también se suicidó-; aún así, a pesar de lo trágico de la historia, este documental celebra las mismas capacidades de este hombre no sólo por mostrar el cine que se vislumbró en Z Channel sino por la oportunidad que dio a todos los cineastas, y en cierta forma convirtiéndose en una especie de escuela de cine que dio figuras como el propio Tarantino o Payne.  

Un trabajo cuidadoso en lo referente al material de archivo, que sabe manejar las entrevistas y los puntos de vista, y principalmente, un trabajo que es respetuoso con la figura de Harvey, quien en cierta forma fue olvidado - o se hizo olvidar- por sus atroz acto, pero que finalmente, también fue una figura de gran importancia para la independencia cinematográfica.


Un trabajo realmente recomendable tanto para los cinéfilos - existe una gran referencia de películas- para los programadores (de cine), cineclubistas y demás, más que todo para descubrir una pequeña joya documental, que nos hace acordar por qué vemos cine y ese gran sentimiento cuando descubrimos una película, la compartimos, analizamos y existe una sinergia con otros cinéfilos. 

Un documental que perfectamente nos recuerda la "repoductibilidad de la obra" no desde el punto de vista de Benjamin, sino más bien el de una especie de proto creative commons, donde este canal alimentó intelectual y visualmente a tanto cineasta, crítico y público, por sus novedades, riesgos y por la obsesión de un hombre tan extraño y carismático como Jerry Harvey. Audiovisual más que necesario para todo cineclubista y amante del cine.

Zoom in: Aunque fue concebido para la televisión salió un DVD doble, con material que no fue utilizado y otras entrevistas
Harvey además de cinéfilo fue amigo personal de Michael Cimino y principalmente de Sam Peckinpah, que más que un amigo fue un padre adoptivo.

Montaje Paralelo: Cineastas en acción/ contra los magnates (2005)



No hay comentarios:

Publicar un comentario