21 jul. 2014

Gantz/ Gantz Perfect Answer


                                   "Hay quienes están destinado a nunca ser héroes."


El director, guionista y diseñador de videojuegos Shinsuke Sato es el encargado de llevar a la pantalla grande la versión live action de Gantz, manga y anime de gran éxito comercial y de público. Con cuatro largometrajes en su haber, varios guiones y una serie de televisión, este japonés nacido en la prefectura de Hiroshima, es conocido por sus adaptaciones del mundo manga al celuloide y su estilo cercano a los videojuegos, aunque las críticas no le favorecen en gran parte de sus trabajo, si son rentables sus películas llenas de acción hiperbólica y violencia juvenil.  

Sato, quien adaptó Gantz, un manga que se acerca a la treintena de libros, se decidió por dividir esta historia en dos entregas, tanto por el volumen de la serie como para resolver las preguntas y cuestionamientos de esta futurista  película de ciencia ficción.


Escrita por Yusuke Watanabe, guionista habitual de las adaptaciones liveaction, como de las películas de Dragon Ball; este guionista toma lo más importante del manga del mismo nombre escrito por Hiroya Oku, y lo traduce a lo que será la entrega de Gantz y Gantz Perfect Answer.

La esfera negra -Gantz-, Masaru Kato y Kei Kuruno siguen siendo los protagonistas junto a otros personajes que van cobrando cierta relevancia en el transcurso de las dos películas, matar o ser asesinado sigue siendo la consigna y el enfrentamiento contra los extraterrestres, el hilo narrativo de Gantz.

La primera parte, inicia con dos jóvenes atropellados por un tren - Kato y Kuruno- amigos de la infancia, los cuales terminan en una habitación, donde además de un par de personas se encuentra una extraña esfera negra, a partir de este punto, la película será un ir y devenir de acción, muertes e iremos conociendo la historia de cada uno de los personajes; la segunda parte será la respuesta a esta primera, y cómo será posible que todo cambié y vuelva a la normalidad.



Con la fotografía de Taro Kawazu y la música de Kenji Kawai, este largometraje dividido en dos, se apropia de sonidos electrónicos y luces de neón que complementan una dinámica edición, donde los efectos especiales y la acción son los protagonistas.

Una película con una puesta en escena sencilla, que si bien recurre a los efectos, no se recarga de elementos digitales y evita en ciertas situaciones los excesos; tiene una lograda producción en su parte de diseño, principalmente los trajes, armas y la esfera negra.


Aunque es difícil hablar de grandes actuaciones, tal vez las más destacadas sean las de los protagonistas Kazumari Ninomiya y Ken´ichi Matsuyama, que son los que más expresiones y contradicciones llevan en sus personajes, aún así, en algunas son demasiado exagerados  o en otras estás supeditados a las escenas de acción.

Una película entretenida pero vacía, que tiene un guión errático, que presenta personajes vitales de forma desordenada, confundiendo la misma trama, con varios huecos narrativos y que no profundiza en los personajes principales y aún peor, en el por qué de esta guerra de humanos contra extraterrestres, reduciendo el guión a un excesivo cuento de acción, propio de un videojuego, donde la resoluciones son sencilla y obvias, y va perdiendo fuerza en el final del metraje. Recomendable para los seguidores de la serie o del anime, y para pasar un rato de entretenimiento.

Zoom in:  Realizada con un presupuesto de 22 millones de dólares
La primera parte fue primero estrenada en Estados Unidos que en Japón.

Montaje Paralelo: Anime

No hay comentarios:

Publicar un comentario