3 jul. 2014

Evangelion 3.33: Tetralogía de la Reconstrucción


                                          "Se puede destruir el mundo con facilidad,
                                            pero no es tan fácil reconstruirlo"

Hideaki Anno, es el creador de la serie Evangelion y cofundador de los Estudios Gainax, y uno de los más importantes directores de animación japonesa; influenciado por la ciencia ficción, tanto televisiva como cinematográfica e igualmente por los "puppets shows", este talentoso animador no sólo crea mundos de gran calidad visual sino que construye personajes que psicológicamente complejos, ensimismados y ambiguos en sus propios procederes. El talento de este japonés se vislumbró desde sus primeros años en la Universidad  de Arte de Osaka - aunque ya había realizado alguno que otro corto e ilustración en su escuela- pero fue hasta que conoció al afamado Hayao Miyazaki, que éste además de reconocer su talento, lo puso a trabajar en gran parte de las animaciones e ilustraciones de Nausicaa del valle del viento.

Pero en definitiva, es Evangelion su trabajo más conocido, representativo y fundamental no sólo en su carrera sino dentro del mundo de la animación; esta serie que además se ha diversificado a los más diversos formatos y medios, es - o mejor fue- una respuesta a la depresión del propio director, traduciéndose en estos personajes de compleja psicología y de una de las series más complejas, por sus cripticas visiones y percepciones. 

Aunque Anno se alejó por unos años de sus obra magistral, en el 2007 retomó las riendas de la serie, en este caso la tetralogía Rebuild of Evangelion, que ya va por su tercera entrega Evangelion 3:33, película que vamos a reseñar en este caso.



La tercera entrega se desarrolla catorce años después del Tercer Impacto, la mayor parte de la humanidad ha desaparecido y la Tierra está en ruinas, NERV ha sido desmantelada, pero todos estos cambios no parecen haber surtido efecto en Shinji Ikari, el cual se sigue viendo igual que hace catorce años; sin embargo, sus antiguos amigos son ahora sus enemigos,han formado una organización llamada Will-E que combate a los residuos de NERV; el mundo se ha hecho más complejo para el pobre Shinji Ikari, y la destrucción de éste (del mundo) parece ser los más probable.

Como es habitual en esta serie y más en las películas de Evangelion, iniciamos con una poderosa secuencia de acción, donde vemos de nuevo a Asuka y Mari, tratando de recuperar un contenedor en forma de cruz (o teseracto), donde se encuentra la unidad 01 con Shinji Ikari en su interior; sin embargo, cuando lo están llevando a su punto de operación son atacadas por Nemesis Series, a pesar de la la encarnizada lucha el contenedor caerá a la Tierra de forma inexplicable - o mejor gracias Shinj-;  la nueva organización recupera tanto la unidad como al propio piloto, cuando es comprobada la idea de Shinji, se le declara un criminal de guerra, y éste se da cuenta cuánto ha cambiado la Tierra, y que sus antiguos compañeros son no sólo sus enemigos sino que lo intentarán asesinar si vuelve a pilotar un Eva; aún así Shinji escapará cuando la unidad Mark 09 ataca de improvisto a la base-nave AAA Wunder, y éste volverá a la antigua y destruida NERV, el planeta ha cambiado, sus amigos han cambiado y el fin del mundo parecer estar más cerca, y Shinji, parece ser el responsable de todo ésto.



Como hemos visto en esta serie de películas, las respuestas que ofrecen se hacen más complejas y cripticas, se abren nuevas preguntas, y algunos elementos no parecen tener una verdadera respuesta o conclusión - tal vez hasta la cuarta y última entrega-; sin embargo, todos estos elementos confluyen de forma compacta a través de una excelente animación, banda sonora y personajes absolutamente bien construidos psicológica y filosóficamente, que se deben tanto en la serie como en estas películas a la mente y escritura de Hideaki Anno, quien es el guionista y director junto a Kazuya Tsurumaki; éstos van conformando una serie de choques, ya no sólo entre los personajes sino en la misma narrativa, y todo empieza a girar en torno a la destrucción y en una especie de redención que se reconfigura en cada uno de los personajes. 


Más que intentar dar respuestas frente a muchas de las preguntas que se generan al visionar esta película, si se debe exaltar la calidad de sus imágenes y otro elemento fundamental en esta serie, como lo es la música de Shiro Sagisu; son realmente impresionantes las secuencias de acción que conciben tanto el Studio Khara (fundado también por Anno) como por el propio director y su coro de animadores que mezclan de forma artística y técnica, una visión filosófica que describe los miedos humanos de la civilización futura y mecanizada.

El arcano, lo misterioso que no sólo se refleja en la estructura narrativa de la serie sino que está presente en todo esta cosmogonía que vira entre los místico y lo científico, se empata con todas las complejidades mentales, éticas y psicólogas de cada personaje, en un intenso descargue de imágenes y sonidos, que juegan de la mejor manera para este largometraje de animación lleno de misterios y filosofías bastante posmodernistas.


Aunque, ya le he perdido un poco el hilo a esta serie y películas, sigue siendo un material de gran calidad, con un trabajo técnico impresionante, laberintos narrativos bien planteados y que finalmente hacen parte de la propia personalidad de esta franquicia, y que vale la pena seguir su rumbo, así cada día uno entienda menos, se haga más compleja o al final sólo sea un excelente producto de marketing disfrazado de filosofía, pero entretenido al fin y al cabo. 

Definitivamente, no puedo dar conclusiones o señalar respuestas, por que finalmente no es mi interés solucionar puzzles narrativos como los de Evangelion, pero aún así, son bastante interesantes la mezcla de sincretismo y de conceptos freudianos envueltos en los mechas, sus luchas y destructivas naves y demás; como siempre, una de las mejores series con unas películas cada vez más complejas, que se odian y se aman, como muchos de los personajes de Evangelion, recomendada para seguidores, no seguidores y tantos otros omnívoros cinematográficos.

Zoom in: Nominada a mejor animación en Sitges y Animación del año en los premios japoneses
Película más taquillera en Japón (2012)

Montaje Paralelo: Evangelion serie - Anime



No hay comentarios:

Publicar un comentario