30 dic. 2013

Land of Plenty: La abundancia de miedo


                                                  "La ignorancia es madre del miedo."
                                                                            Henry Home Kames

Película del galardonado director alemán Wim Wenders, quien realiza este espejo de la realidad estadounidense, y del miedo e ignorancia en la que viven en ciertos sectores de la llamada primera potencia mundial. Land of Plenty, es el intermedio entre sus trabajos para la televisión, cortometrajes y diversos documentales, y una de sus primeras experiencias con el formato digital en un largo argumental; el alemán -que ha sabido mostrar ese otro rostro de la cultura americana- toma como referente el atentado del 11 de septiembre, a dos personajes con visiones y posturas bien diferentes, y como es habitual, el camino, el viaje como punto de encuentro, retorno o de simple progresión narrativa, que tanto funciona y apoya el trabajo del director nacido en Dusseldorf.



Land of Plenty nos presenta a un veterano de la guerra de Vietnam encarnado por John Diehl, quien vigila las calles de Los Angeles en su camioneta llena de artilugios propios de un espía en busca de sospechosos árabes; en contraparte Lana (Michelle Williams), quien ha vivido sus últimos años en Israel, África y Europa como misionera cristiana, ha vuelto a Los Angeles, a ayudar al prójimo y  los necesitados - que son bastantes- pero con una visión más abierta de lo que pasa en los Estados Unidos y el mundo; estos dos personajes de visiones contrarias pero unidos por los lazos familiares nacen de la mano del director alemán y del guionista Scott Derrickson, quien en tres semanas escribió este largometraje.

El hilo conductor de este filme es también el objeto de discordia (ideológica) de los dos personajes, un árabe vagabundo, que es asesinado, será el lazo de unión entre Lana y Paul, el personaje de John Diehl, que entre la paranoia de éste y el idealismo de Lana, encontrarán no sólo un camino de reconciliación sino de la propia figura narrativa.

Este drama que reflexiona sobre la ansiedad, la desilusión e ignorancia que vive un país bombardeado por el miedo, es también una crítica a sus propios modelos políticos, que muestra la pobreza de una ciudad como Los Angeles, el desamparo y confusión de un pueblo tan seguro de sus propios desconocimientos.



Aunque las actuaciones de Michelle Williams y John Diehl, no son precisamente geniales, si logran encarnar las tipificaciones de esos iconos de la cultura americana del hombre patriótico, fuerte pero absolutamente ignorante de las demás ideas, y de la joven idealista que ha tenido mucho más mundo a pesar de su inocencia, en cierta forma el personaje encarnado por Williams, es un personaje típico de la cinematografía de Wenders, una niña dulce e inocente, pero que tiene una visión más amplia e inteligente que su contraparte masculina. 

Es notable el trabajo del camarógrafo Franz Lustig, quien con cámaras digitales, realiza una muy interesante fotografía, que no sólo abarató costos de producción sino de tiempo de rodaje, y genera una estética acorde al mismo concepto del largometraje, donde el realismo prepondera.

El nombre de la película se toma de una canción que el propio Leonard Cohen cede a Wenders, sin embargo la música de esta película está hecha por Thom & Nackt.


A pesar de tener varios logros técnicos y artísticos, el cine de Wenders, principalmente el que varia hacia lo político o crítico no llega a funcionar al ciento por ciento, su mirada poética o en exceso esperanzadora, no llega a cubrir ciertas falencias en el guión, y aunque estén muy bien logrados los personajes principales de la película, en cierto punto se caricaturizan y pasan a ser estereotipos más que iconos, sin embargo, Wenders, logra sacar a flote este largometraje, con su recurso más valioso que es la conexión de humanismo y reflexión, con una carretera, camino como soporte a la narración y al destino de los personajes.


Formato: Si tienen oportunidad de ver el DVD de la película, destacan la entrevista a Wenders, que recoge varias reflexiones de éste, principalmente sobre su relación con América (Estados Unidos), el cine y de cómo se realizó ésta.

Zoom in: Hecha con 500 mil dólares, en 16 días con una Panasonic AG -DVX100.
Land of Plenty nace del fracaso y retraso de la película Don´t came knocking

Montaje Paralelo: Road Movie - 11 de Septiembre

Película Completa: Land of Plenty

2 comentarios:

  1. Me gusta Wenders y he quedado en profundizar en su obra. Tengo éste dvd. Te deseo un feliz año 2014, que todos tus anhelos se hagan realidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. igualmente, un saludo, y un feliz año. Si la obra de Wenders, tiene altos y bajos, sus obras más políticas pueden llegar a ser algo fallidas, peor igual valen la pena

    ResponderEliminar