18 ago. 2013

Bekas (Invitación Promocional)





                                     "La única patria que tiene el hombre es su infancia."
                                                               Rainer María Rilke

Gracias a Cinevista Blog, tuvimos la oportunidad de ver la función promocional de BEKAS, película sueca -iraquí y opera prima de Karzan Kader, director nacido en el Iraq Curdo, país que tuvo que dejar junto a su familia a los seis años por el avance de Saddam Hussein, y todas sus amenazas y ofensivas; con su huida Kader y su familia se instalan en Suecia donde deben empezar una nueva vida; el ahora director de cine, graduado de la Dramatiska Institutet y ganador de un Student Award, por su tesis de graduación, tesis que será la base para éste, su primer largometraje. El director sueco-iraquí, tomará elementos de su vida, anécdotas y obviamente licencias creativas, que imprimirá en su largometraje; película que ha recibido críticas positivas, y que ha tenido gran afinidad con el público, en los festivales y muestras donde ha sido presentada.



La década de los años 90, fue una de las más devastadoras y complejas bajo el régimen de Saddam Hussein; además el severo embargo dictado por la ONU, trajo consecuencias sociales y económicas para el pueblo iraquí; desempleo, muerte y una pobreza que se reflejo tanto en las familias, y los hijos de quienes pelearon en esa guerra.

Bekas - huérfanos en kurdo-, está escrita por el propio Kader, quien inteligentemente mezcla el humor, la inocencia infantil y la denuncia, o en este caso los recuerdos de su propia infancia, y la de otros niños, que como él, tuvieron que alejarse de su patria. Aunque predomina el humor, principalmente por las logradas actuaciones de Zamand Taha, y de Sarwar Fazil, el cine de estos países del Oriente Medio, tienden a mostrar no solo las tragedias de la guerra sino de sus propias limitaciones, prohibiciones, dramas que trascienden tanto lo social como lo humano. 




Dos hermanos sin hogar, que tratan de sobrevivir con lo poco que tienen a la mano, deciden, después de haber visto unas pocas escenas de Superman, y ser echados literalmente a los golpes; que quieren viajar a América para que Superman los ayude a derrotar a Sadam Hussein y todas su penurias. Con la ayuda de un burro al que llamarán Michael Jackson, y una serie de personajes (que describen en cierta forma al Iraq de la época), que estarán en el camino de su road movie hacía América, que está a una distancia (para ellos) que se puede medir entre el dedo indice y el pulgar, como lo ven en el mapa, que ninguno de los dos sabe interpretar. 



Con una fotografía que vira al ámbar, entre cálida y naturalista que propone el cinematógrafo Johan Holmqvist, director de fotografía, que también se puede decir que es su primer trabajo en largo, funciona y transmite tanto la calidez de los personajes como la propia atmósfera y entorno del Kursdistan iraquí.


La película posee un ritmo dinámico, tanto en la edición como en el manejo y movimiento de cámaras, acercamientos, sin embargo hay tiempo para reflexionar y en cierta medida meditar sobre la familia y la esperanza, temas que el director sueco, maneja con habilidad sin caer en sensiblerías o melodramátismos exagerados o sin fundamento; más bien termina convirtiendo sus imágenes y argumento, en viva voz del pueblo kurdo, sus anhelos, sus realidades sin disfrazarlas pero con la suficiente amabilidad, que la hace conmovedora y eficaz.





Los entrañables papeles de Zamand Taha (Zana) y de Sarwar Fazil (Dana), la ternura de algunas escenas, la inocencia y humor que perfectamente se podrían ver en una película de Kaurismaki, o Jeunet, sus alegorías al imperialismo estadounidense y, básicamente su empatia con y para el público, hacen de este largometraje, no sólo una gran obra sino un medio que con una mirada naif pero acertada, nos acerca al Iraq tanto de Hussein y sus vicos culturales (los golpes a los niños en la película, más que un gag, se advierte como una crítica a tal cultura) como al Iraq de Kader, lleno de esperanzas,y en un constante trasegar, como lo siempre lo ha hecho el cine, un viaje - citando a Goddard- a 24 cuadros por segundo.

Zoom in:  El director ganó con su cortometraje Bekas (la base de lo que sería su largometraje la Medalla de Plata en la 38th Student Academy Awards (los premios Oscar para películas producidas por escuelas de cine).
Ganador del People´s Choice Award en el Dubai International Film Festival

Montaje Paralelo: Los niños del cielo (1997) - Bekas (2010) - Persépolis (2007)


4 comentarios:

  1. Luce como una película simpática, tierna en su punto, la tendré en cuenta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si, realmente un producto entretenido, reflexivo y de una entrañable ternura, esta película, yo creo que será estrenada en toda latinoamérica, ya que su gran virtud, es su cercanía con el público, un saludo, igualemnte

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Una gran película, que se presta para escribir con facilidad, un saludo

      Eliminar