8 may. 2013

Sexy Beast: Ben Kingsley, la bestia



"Not this time, Gal. Not this time. Not this fucking time. No. No no no no no no no no no! No! No no no no no no no no no no no no no! No! Not this fucking time! No fucking way! No fucking way, no fucking way, no fucking way! You've made me look a right cunt!"

Jonathan Glazer, fue uno de los directores que devino de la "camada" de realizadores de videoclips y comerciales, que gracias a MTV y la recopilación de sus materiales en los DVD´s  The Work of..., se dieron a conocer e incursionaron finalmente en el mundo del cine, con propuestas renovadoras, inteligentes o por lo menos con la pericia de haber estado tras las cámaras por varios años y forjado un lenguaje propio tanto a nivel visual como narrativo.                                                                   

Este inglés, que estudió Diseño y Dirección teatral, que realizó varios trabajos para la televisión Británica, que fue considerado como uno de los mejores directores de videoclips por MTV, y que participó en varios de los comerciales más famosos y novedosos de finales de los años 90 y de la década del siglo 21, ha logrado establecerse en el mundo del largometraje con películas, un pooco más comunes que sus realizaciones cortas, pero con la habilidad y originalidad que la publicidad y la música le abrieron paso.  


Los guionistas Louis Mellis y David Scinto, escriben esta historia de delincuentes, violencia, redención y una Villa Española que se verá sacudida por la presencia brutal y desmedida de Don Logan, interpretado por el multifacético Ben Kingsley, quien en cierta forma resalta la calidad de la película junto a Ray Winstone,  el protagonista y motor narrativo de la historia,  un ex presidiario que tras haber pasado un largo periodo encerrado, ahora vive alejado de su natal Inglaterra, en una Villa Española, junto a su esposa y mejores amigos, disfrutando del sol, la comida y la tranquilidad, pero la llamada de Don Logan, para realizar un último trabajo, cambiará no sólo el ambiente del lugar sino la tranquilidad de Gal Dove (Winstone) y los suyos.

Es innegable, que la malsana y superlativa actuación de Kingsley, puede opacar un poco a los demás actores, y centrarnos en el personaje de Don Logan, pero no se puede olvidar la gran fotografía de Ivan Bird, que se facilita por el ambiente mismo de la villa española, la historia que está bastante bien construida a partir de un hecho aislado y fortuito, y la atmósfera de thriller británico con aires "videocliperos" en algunos pasajes.



Una más que lograda opera prima del director Jonathan Glazer, quien acierta en la selección de los personajes, música y ambientación, que si bien, no es una película redonda o perfecta, principalmente en el asunto del robo, si funciona la consecuencia de un hecho fortuito frente a la brutalidad del personaje encarado por Kingsley, que es a todas luces - como la fotografía- el gran elemento y logro de la película, sin dejar de lado que funciona como filme independiente, comercial o esa "generación" de cine británico con gran influencia del vídeo y los lenguajes dinámicos y algo exagerados. Sin ser genial, una película recomendable para los que vieron los videoclips/comerciales de Glazer y las primeras películas de Guy Ritchie.

Zoom in: Nominada y ganadora en diversos festivales -Oscar incluido- principalmente a Mejor actor secundario.

Montaje Paralelo: Lock, Stock and 2 Smoking Barrels (1998) - La hora 25 (2002) 



No hay comentarios:

Publicar un comentario