11 nov. 2012

El elemento del Crimen: Cine Noir según Lars Von Trier

                                                                         
 "El crimen es mi elemento,  no viviría más que para volver a sumirme en él." 
                                                                                                      Marqués de Sade 
 
Opera prima del cineasta danés Lars Von Trier, quien demuestra desde sus inicios, un énfasis por la estilización visual,  rompiendo con los parámetros del cine clásico y convencional,  acercándose más a los lenguajes experimentales y artísticos de la imagen, siendo la forma y no la narración lo más importante para el danés. Con una cuidada fotografía y puesta en escena, un guión críptico, y el misterioso, grave y extraño detective que se adentra en las profundidades de su propia mente para resolver una serie de crímenes tan misteriosos como la ciudad que los acoge.


Elements of crime, es uno de esos ejercicios donde lo visual prima por encima de su intricada y en algunos momentos errática historia, la cual se establece como un "flashback" disfrazada de hipnosis, pero más allá de lo complejo que resulta el argumento, el trabajo visual es realmente una excelente muestra de las capacidades no sólo artísticas sino técnicas del controvertido director, quien puede pecar de excesivo en las metáforas narrativas del guión que escribe en conjunto con Niels Vorsel, pero sabe traducir la angustia y la atmósfera sofocante que emana la ciudad, ciudad caótica y perturbada como la mente de Fischer (Michael Elphick) el detective que ha llegado de nuevo a Europa, para intentar resolver los misteriosos asesinatos de los niños de la lotería, que junto a su mentor y sus singulares métodos de investigación, tendrá que reconstruir y adentrase en la mente de un asesino serial.

Es cierto, que la mayor parte del relato se hace confuso, no sólo por la complejidad del argumento sino por que el propio Von Trier asume que la confusión, lo extraño, lo anormal haga parte de la estructura de la narrativa diegética (como lo sería  un recuerdo, hipnosis o demás). La grave y exageradamente "Noir" voz de Elphick, complementa el "manierismo" visual de la película, a través de una paleta de color entre fría y sepia (mucho más ámbar), notándose la influencia del expresionismo (pintura y cine).


Pero no es sólo la imagen y la composición de ésta, la que se manifiesta como elemento estético, sino que el montaje y la edición, generan una multiplicidad de lecturas, no sólo a nivel narrativo (como imagen) sino a nivel estructural y de cierta poética que se asume como representación de la mente de Fischer, la cual se imbuye en los pasos de un psicópata, tan complejo y místico como la atmósfera que se respira en la ciudad.

Von Trier, logra a través de los reflejos, de las sobreimposiciones, posiciones de cámara y la "desaceleración" de la imagen un conjunto, que como lenguaje fílmico cuenta mucho más que su propio argumento, tan críptico y confuso como los elementos del crimen que quieren ser resueltos a través de la hipnosis...o de un recuerdo asumido...

Las influencias del danés se ven reflejadas en algunos planos y elementos que utiliza en la película; y al parecer la influencia más notable y cercana es la de Tarkovski, no sólo en el uso del agua, -elemento que siempre estuvo presente en el cine del ruso-, sino en un homenaje directo que se ve en la apertura del largometraje; además es notable la influencia de la fotografía expresionista y en la concepción de los personajes.


Uno de esos filmes tan importantes tanto por el nombre del director como por sus cualidades técnicas, su acertada fotografía y personal autoría e interpretación, como criticable por su desmedido ostracismo narrativo que finalmente hacen parte de las características, no sólo fílmicas sino personales de este polémico autor danés.



Zoom in: Es la primera parte de la trilogía "Europa"
Gana una mención técnica en Cannes
La luces utilizadas en la película eran de Sodio para dar el tono amarillo casi sepia , que se ve en el largometraje.
Von Trier además de escribir el guión y hacer cámara, actúa en alguna secuencia.

Montaje Paralelo: Trilogía Europa

2 comentarios:

  1. Espléndida película del genio danés.
    Tremendamente creativa y cargada de una atmósfera asfixiante demoledora.
    Un retrato de una sociedad estupendo.

    Una película a recuperar para ver al mejor Von Trier.
    Muy buena entrada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Visualmente es genial y a pesar de lo confuso que se hace el guión, es una excelente obra de cine, después de ver ésta, toca acabar esa trilogía de Europa, y ver la serie que hizo para la TV danesa. Un saludo. Y me pasaré por tu blog, por que ya vi varias entradas de películas que no conozco y otras que definitivamente hay que recuperar.

    ResponderEliminar