11 ago. 2012

Los extraños presagios de León Prozak


                            


Carlos Eduardo Santa,es posiblemente uno de los animadores más nombrados de la cinematografía colombiana, sin embargo, esta es la primera película o producto audiovisual que veo del escultor y animador bogotano; donde se acerca al lenguaje experimental, sin dejar de lado las concepciones narrativas propias de la animación.



Foto: CEET / Mauricio Moreno

Los extraños presagios...es un filme colaborativo, artistas de la talla de Gustavos Zalamea (fallecido recientemente),  David Manzur, entre otros, ponen a disposición sus técnicas artísticas, y a través de la mano de Santa, transmutan sus imágenes a un lienzo en constante movimiento.  Movimiento, que se apropia de los personajes de León Prozak y Mefistófeles, tan modernos y efímeros,como se propone Santa, para hablar y expresarse a través de la imagen sobre diversos temas, que cubren de lo real a lo existencial, del arte a lo erótico. Por que finalmente cada artista, no sólo deja su huella gráfica sino sus concepciones políticas y sociales, artísticas y demás, y cada una se relaciona con la mística propuesta de este Mefistófeles burgués hacía un León Prozak, artista y buscador de sueños, que sucumbe con facilidad a los destinos "faustianos".




La gran virtud de estas "pinturas en movimiento", es la acertada mezcla de técnicas y formatos , que se conjuga con la narrativa y diálogos de los personajes; un trabajo que tomó casi una década en concluirse, y que a través de artistas tan diversos como Zalamea, Lookchart, Adriana Espinoza, David Manzur y técnicas que van desde el rayado sobre película, pasando por rotoscopia, collage o stop motion o el manejo de ilustración en arena/pintura sobre vidrio y tantas otras, se vislumbra la capacidad creadora de Santa, y se reflexiona sobre el arte como un elemento que expresa una visión de mundo.

Zoom in: 94 mil fotogramas realizados a partir de ensayos de pintura sobre vidrio y tela, acrílico sobre tela, carboncillo, tinta china, acuarela, arena y plastilina sobre vidrio, pintura directa sobre película, papel recortado y dibujo en computador.
Costó 1.200 millones de pesos
19 artistas en total, reunió este filme animado*

Montaje Paralelo: Caroline Leaf - El pasajero de la noche (1990) 



2 comentarios:

  1. No dudo que semejante esfuerzo tenga mucho valor. Pero creo que la redacción de este articulo deja mucho que desear, solo es un conjunto de adjetivos puestos al azar.
    "y cada una se relaciona con la mística propuesta de este Mefistófeles burgués hacía un León Prozak, artista y buscador de sueños, que sucumbe con facilidad a los destinos "faustianos".= 0

    ResponderEliminar
  2. ok, gracias por opinar, se intentará hacer mejor la próxima vez, un saludo

    ResponderEliminar