5 ago. 2012

Clausura Muestra de Cine Español: No habrá paz para los malvados


No habrá paz, dijo mi Dios, para los malvados”, Isaías, LVII, 21

La clausura de la Muestra de Cine Español, se realizó en el Multiplex de la Avenida Chile (Cinecolombia) con la presencia del embajador de España en Colombia, El agregado Cultural y demás que colaboraron y organizaron esta muestra. No habrá paz para los malvados, fue la película que cerró este primer ciclo en Bogotá.


Aunque sin ser la genialidad que esperaba (igualmente muy buena), No habrá paz para los malvados, es un thriller policíaco de violencia contenida y oscuridad interior, que se refleja en el personaje de Santos Trinidad (un excelente José Coronado), y en el ambiente mismo de la Madrid que concibe el director Enrique Urbizu. Cine de alta factura técnica de narrativa pausada con un guión inteligente, apropiándose de un género tan clásico como actual que se alimenta de la realidad política, social y religiosa de los últimos años.


Un detective venido a menos comete un atroz acto de violencia, y en su búsqueda de venganza personal, reivindica, con más violencia, su heroísmo perdido. Santos Trinidad - nombre con acento religioso - que lleva un imponente crucifijo al cuello , chaqueta de cuero, barba de varios días y una actitud que dista de correcta, es la materialización del antihéroe, del vengador atormentado, ambigüedad moral puesta en un personaje, que se roba toda la atención de este singular filme,  cercano a los western más violentos de Sam Peckinpah o del mismo Clint Eastwood. José Coronado, quien encarna al alcohólico detective, toma la actitud más decadente, asumiendo el "descenso a los infiernos" de este personaje, y en sul camino como en la cita bíblica: "No habrá paz para los malvados".

El largometraje, ganador de varios premios Goya, y por que no decirlo celebrado en varios blogs, es una antítesis del cine de acción, es una película sobria y pausada en su desarrollo, que sólo en su inicio y clímax, explota una violencia propia del género de cine negro, violencia que estuvo contenida durante el camino de Santos Trinidad, violencia salida de un duelo en el lejano oeste o en el Japón feudal, violencia real, corta y brutal. 

Urbizu, quien además co-escribe el guión, se arriesga con esta compleja intriga, lejana a cualquier tono moralizante o maniqueísmos, y se decanta mucho más por la presencia y oscuridad de un Santos Trinidad, quien al fin y al cabo, puede ser el reflejo más cercano  de algunas sociedades.


Zoom in: 6 Premios Goya: Mejor Película, Actor y director, entre otros.
Candidata a mejor película europea

Montaje Paralelo: Taxi Driver (1976) - Harry El sucio (1971) - Sympathy for Mr. Vengeance (2002) - Cine Negro



No hay comentarios:

Publicar un comentario