1 abr. 2012

Pola X





Película de uno de los directores más fugaces y prometedores de la cinematografía gala, heredero del lenguaje fílmico de Goddard, y ganador de varios premios internacionales. Con esta, su última película - por lo menos como largometraje- Leos Carax, nos lleva a esa referencia habitual, de alejarse con sentido o no, de una determinada situación; en este caso un joven escritor, que tiene todas las comodidades y una aparente felicidad junto a su madre o hermana mayor y su prometida, pero todo cambia al conocer a una misteriosa mujer, que le contará un secreto, que hará cambiar el trascurso de su vida. 


Sin una determinada motivación y mucho más cercana a "un descenso a los infiernos" por parte del protagonista, esta inusual y controvertida película, no logra equilibrar la narrativa con la particular visión del director francés sobre un libro de Melville, en el cual está inspirada la película.


Un filme que se acerca a los "malditos": músicos, poetas, artistas etc. Con algunos elementos interesantes, principalmente en lo sonoro y algunas concepciones visuales, pero que narrativamente  va desfalleciendo con el transcurrir de los minutos, y las desmotivaciones de los personajes, pierden fuerza y le quita ese elemento diferenciador, que tiene en la primera parte del filme; todo esto le da un aire pretencioso, criptico en algunos pasajes, y la confusión termina dominando el guión.


Con una gran interpretación de Guillaume Depardieu, y de la gran Catherine Deneuve, algunos pasajes oscuros y ensoñadores, y el juego narrativo con la música y el sonido, son puntos a favor de este filme, que de todos modos no logra cuajar del todo.


Zoom in: Nominada a la Palma de Oro de Venecia
El cantante de Rammstein tiene un pequeño "cameo" en el filme







No hay comentarios:

Publicar un comentario