4 ene. 2012

The Cremator



Tenebrosa y genial película checa de los años 60´s, catalogada dentro de la naciente "Nouvelle vague", con un estilizado lenguaje audiovisual y una siniestra historia ambientada a finales de los años 30, en plena colonización Nazi.

Este filme ganador en el Festival de Sitges y nóminado al Oscar, con su ambiente desasosegante y marcado estilo visual (uso de gran ángulares, fuertes movimientos de cámara, subjetividades, etc), no sólo es un recuento de la brutalidad del nazismo sino un relato de la decadencia humana que se apropió de tantos personajes en Alemania y en sus países colindantes.  En este caso Karl Kopfrkingl, un incinerador de cádaveres, que tiene una posición sobre la vida y la muerte muy clara y obsesiva, la cremación como un estado de superioridad. 

Con un sorpredente trabajo audiovisual, tanto fotográfico como de montaje y música (aterradora), y un impresionante lenguaje fílmico, con todas las libertades y capacidades tanto técnicas como estéticas para generar esta obra maestra del cine checo y mundial; todo un tránsito y decadente camino de la mente humana, enmarcada en una contrastada fotografía cercana al "expresionismo alemán", con mucho aires a surrealismo, y con un ambiente zozobrante y patético que el director checo Juraj Herz logra poner en pantalla.

Impresionante, tanto en la música, fotografía , historia, actuaciones, etc, un verdadero ensayo o muestra de lenguaje cinematográfico con una historia que nos acerca a la degeneración del hombre.Todo un retrato opresivo de cómo la locura se posesiona del hombre, de cómo un régimen, una colectividad supera a la razón.

Zoom in: El afamado director Jiri Menzel (Trenes Rigurosamente vigilados) actúa en esta película (Dvórak)

Montaje Paralelo: La cinta blanca (2009) - Nazismo




No hay comentarios:

Publicar un comentario