28 jul. 2011

El hombre de Londres





Bela Tarr (Hungría) es uno de esos directores que a través de sus películas, manifiesta sus posiciones filosóficas y estéticas, con sus largos planos y contrastado blanco y negro, Tarr explora lo más profundo de la naturaleza humana. 

El hombre de Londres (película nóminada en Cannes), es una exploración a la misma naturaleza humana, con el libro homónimo de Georges Sinemon como excusa, para aflorar tal sentido filosófico, enmarcado en la genial y acertada fotografía de Fred Keleman, que configuran un retrato de decadencia, soledad y tristeza, que marcan profundamente el cine del húngaro. 

Con sus planos largos y cuidadosos; armónicos en su tratamiento y composición; Tarr genera esa estructura sólida y pausada, que es la forma particular de este cineasta de hacer cine, que con sus planos y forma visual conforma un cine contemplativo y reflexivo.

Como siempre la música (minimalísta) que funciona como un Leit Motiv, es con las actuaciones contenidas, y la fotografía un gran ejercicio audiovisual.


3 comentarios:

  1. Sí es muy interesante esta cinta me llamó mucho la atención cuando la ví su estetica como dices tú un buen ejercicio audiovisual. También te recomiendo "Satantango" de este mismo autor aunque tendrás que verla por parte, ya que dura más de 7 horas, pero vale la pena es en blanco y negro muy bonita estética.

    ResponderEliminar
  2. ok, si satantango, aún la tengo en reserva,pero las 7 horas no me entusiasman mucho, igual damnation es muy recomendable

    ResponderEliminar
  3. es que tienes que dividir esas 7 horas, yo la ví en 2 días durante el verano, haz el intento y que no te venza el desinterés, así que vamos sacando las cintas en reserva y viéndolas. En cuanto a "damnation" no la he visto, pero si tú me la recomiendas te haré caso y la buscaré, confío en tu criterio cinematográfico.
    Cuídate amigo.

    ResponderEliminar