23 ene. 2011

Un mundo feliz

Sinópsis

Basada en la célebre novela de Aldous Huxley, describe una horripilante sociedad futura que utiliza todos los medios de la ciencia y la técnica (incluidas las drogas) para el condicionamiento y el control de los individuos. En ese mundo el amor es un concepto ridículo, la figura de Dios se ha sustituido por la del arquitecto de ese sistema, Ford, y los niños son concebidos en probetas genéticamente condicionados para pertenecer a una de las 5 categorías de población; de la más inteligente a la más estúpida: los Alpha (la élite), los Betas (los ejecutivos), los Gammas (los empleados subalternos), los Deltas y los Epsilones (destinados a trabajos arduos). Bernard Marx, un Alfa que ha desarrollado una actitud rebelde al ser rechazado socialmente por no tomar soma y ser más bajo que los demás Alfas (por un supuesto fallo durante su gestación), va con Lenina Crowne a visitar una reserva natural de Malpais, cuyos habitantes no siguen el proceso de selección eugenésica y condicionamiento. En aquel grupo de "salvajes" conocen a John, un chico concebido de forma natural por una mujer "civilizada" que se perdió en aquella región, por lo que el joven también ha sufrido el rechazo de los que le rodeaban. A Bernard se le ocurre la idea de llevarse a John al mundo "civilizado" para hacerles ver a los que se burlan de él que es posible vivir sin drogas, sin Ford y sin manipulación genética. (FILMAFFINITY).

Una de esas películas que salvo por el libro de Huxley, no despiertan mayor interés, y se confirma al observar el largometraje, hecho para la TV, basado en el libro del mismo nombre, pero bastante alejado (aunque no he leído el libro) de la calidad del mismo, una película que confunde y que no tiene dentro de su narrativa, mayor progresión y tensión, aún así se puede ver y se hace necesario leer el libro, tal vez la obra más conocida del autor británico.

     

1 comentario:

  1. Una película que te deprime el alma y que no le hace honor a su título. Cómo uno puede estar rebosante de felicidad si su vida es controlada, donde está el libre albedrio tan intrínsico de cada ser humano, una trama que no seduce al espectador porque existe una confusión entre lo que se quiere entregar como felicidad y lo que realmente es la felicidad, sin ataduras ni presión por guiar tus pasos y emociones.

    ResponderEliminar